• No debe ir más allá del 17 de mayo la inactividad del sector o habrá
    consecuencias irreversibles
  • Beneficia la CFE a extranjeros y no a mexicanos, en sus compras de
    carbón
  • Urge que el presidente López Obrador voltee a ver a la minería: Ismael
    Leija

La paralización de la minería del país tiene ya un impacto negativo en las cadenas
de suministro con Estados Unidos y Canadá, en las cuales México participa con
materias primas y representa un elemento importante para la economía nacional,
por lo cual la reactivación de ese sector en nuestro país no debe ir más allá del 17
de mayo o los daños económicos serán irreversibles.


Tajante, Ismael Leija Escalante, secretario general del Sindicato Nacional
Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos,
solicitó que el presidente Andrés Manuel López Obrador voltee a mirar a la
minería, porque incluso en rubros, como el del carbón, en donde sí se permitió su
operación, en medio de la pandemia del Coronavirus, las compras de ese mineral
de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se realizan con empresas
extranjeras, lo cual es inadmisible.

Consideró positivo el anuncio del primer mandatario, en el sentido de que algunas
industrias, como la minería y la construcción, reanudarán actividades a partir del
próximo día 17, debido al impacto que tiene la actividad minera en toda la
economía, en especial en sectores como el automotriz, siderúrgico, construcción y
energético, entre otros muchos.

“Ya no estamos tan tiempo para reactivar la minería en México, pero no es tarde
para ello, porque mientras más nos retrasemos en reiniciar actividades, las
consecuencias serán irreversibles”, advirtió.

El dirigente sindical de 14 mil obreros manifestó que, de prolongarse más allá del
17 de mayo la reactivación en la minería, los primeros afectados serán los
trabajadores, porque dejan de percibir ingresos adicionales, como las primas
dominicales y bonos y, posteriormente las empresas y el país en su conjunto.

Las empresas mineras de carbón, a las cuales sí se les permitió trabajar en la
pandemia, demostraron que el sector sí puede laborar con medias de prevención y
seguridad adecuadas, destacó.

Leija Escalante advirtió que, sin embargo, la CFE no ha reanudado sus compras
de carbón, que fue la principal motivación para que esas mineras mantuvieran su
operación, pero lo peor de ello es que el mineral para que continúen operando las
carboeléctricas del país proviene de importaciones.

La falta de compras de carbón por parte de la CFE es un problema desde 2018,
con el inicio del nuevo Gobierno Federal, cuando la paraestatal suspendió los
contratos que aseguraban la comercialización de 3 millones 300 mil toneladas del
producto para realizar sólo compras esporádicas, lo cual puso en jaque a un
sector, del cual dependen 30 mil familias directa o indirectamente.

“Es tiempo de que el presidente de la República voltee al norte del país, a
Coahuila, en donde está la principal zona carbonífera, porque también somos
mexicanos y en las operaciones de la CFE se está privilegiando a extranjeros”,
aseguró.

Fuente: Comunicado CTM

Editorial

Related post

Subscribe to Outletminero

Subscribe to our newsletter to receive our latest news.

Great! Check your inbox and click the link to confirm your subscription
Please enter a valid email address!
You've successfully subscribed to Outletminero
Great! Next, complete checkout for full access to Outletminero
Welcome back! You've successfully signed in
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.

0 results found in this keyword