public

Inversores canadienses muestran preocupación por reformas mineras de México

Las reformas a la legislación minera de México, especialmente las disposiciones que otorgan facultades exclusivas para la exploración de minerales al Estado, preocupa a los inversionistas canadienses. La nueva legislación,

hace un año

Última Publicación Acciones para fomentar el interés en la minería entre estudiantes universitarios por Editorial public

Las reformas a la legislación minera de México, especialmente las disposiciones que otorgan facultades exclusivas para la exploración de minerales al Estado, preocupa a los inversionistas canadienses.

La nueva legislación, enviada al Poder Ejecutivo y pendiente de publicación en el Diario Oficial, establece que las actividades exploratorias están reservadas al servicio geológico SGM u otras entidades federales. Asimismo, reduce la duración máxima de las concesiones mineras de 100 a 80 años y prohíbe otorgar permisos en zonas con escasez de agua.

“Hay una gran preocupación de los inversionistas canadienses por el tema de la exploración, toda vez que, en la forma como quedó redactada la reforma, el Estado decide si abre o no abre la llave de la exploración, de esa etapa fundamental de la minería”, dijo Armando Ortega, presidente de la comisión de minería de la Cámara de Comercio de Canadá en México (CanCham), en conversación con BNamericas.

De un total de 167 empresas con capital extranjero identificadas con operaciones mineras en México al primer semestre, el 71,3%, o 119, tienen sus oficinas centrales en Canadá, según los datos sectoriales más recientes de la Secretaría de Economía.

A diferencia de la iniciativa original presentada a la Cámara Baja por el presidente Andrés Manuel López Obrador a fines de marzo, la propuesta flexibilizada que ratificó el Senado estipula que podrán celebrarse convenios de exploración por cinco años no prorrogables con particulares que tengan información respecto a la existencia de minerales en lotes no asignados.

Y, de encontrarse minerales en estos terrenos, los particulares podrían obtener la concesión de exploración si ofrecen al menos un 90% de la propuesta más alta en una subasta.

“Lo que importa es que el gobierno tiene el control, la rectoría, es el que tiene la decisión, la última palabra; y esa última palabra puede […] decidir que no”, agregó Ortega.

Luis Humberto Vázquez, presidente de la asociación local de ingenieros de minas, metalurgistas y geólogos AIMMGM, había adelantado en una reciente entrevista con BNamericas que no veía factible dejar la exploración al SGM porque no cuenta con el capital que tal actividad requiere.

Y Ortega declaró al diario Reforma que las mineras canadienses tienen cerca de US$700 millones para exploración.

Fuente: BNamericas

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.