public

Karen Flores, la ejecutiva mexicana que lidera el gremio minero en medio de reformas al sector

Relación con autoridades sectoriales, brecha de género y comprensión del aporte del sector a la economía de la nación norteamericana, son parte de los desafíos que la gremialista asegura estar

hace un año

Última Publicación Inicia la 5ª Semana de Minería en la Universidad Autónoma de Guerrero por Editorial public

Relación con autoridades sectoriales, brecha de género y comprensión del aporte del sector a la economía de la nación norteamericana, son parte de los desafíos que la gremialista asegura estar teniendo en el cargo.

La dirección general de la Cámara Minera de México (Camimex) tiene rostro femenino. Se trata de Karen Flores, la primera mujer en liderar la organización en sus más de 118 años de historia y la responsable, además, de encauzar los diálogos con la administración de Andrés López Obrador (AMLO) en momentos en los que se discute una reforma al sector local y se redibuja a la industria del litio.

Flores es licenciada en Administración de Empresas y graduada con honores; cuenta con estudios en Economía y Políticas Públicas; Comunicaciones, Relaciones Públicas e Inversión Social del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

En su haber cuenta 15 años de experiencia en el sector público y privado, lo que se suma a su vocación gremial pues, además, es consejera de la Cámara de Comercio de Canadá en México y en ella preside el Comité de Inclusión y Mujeres Construyendo Negocios.

Es también parte del grupo fundador de Mujeres WIM México, una filial de Women in Mining Internacional.

Entre 2007 y 2013, laboró en la subsecretaría de Minería ocupando diversas posiciones y participando activamente en foros y grupos de trabajo que promueven acciones en pro del sector extractivo. En 2014 se unió al equipo de Agnico Eagle -un productor de oro con sede en Canadá- bajo el rol de jefa de Relaciones Corporativas y Gubernamentales para la división México.

Aquello fue lo que le permitió entrar como consejera al gremio minero y posteriormente convertirse en su líder. En conversación con DFSUD.com, la alta ejecutiva delineó sus principales desafíos en el rol y subrayó parte de las tareas que está llevando la organización en diferentes áreas.

El equilibrio

Para Flores, la minería en sí misma implica un reto, aunque asegura que el mayor de los desafíos para la institución tiene que ver con la relación con las autoridades mexicanas y el transmitir la realidad de la industria a las comunidades.

“Nos ha tocado enfrentarnos a discrepancias importantes con algunas subsecretarías vinculadas a nuestro sector, y ese creo que es el principal reto. Transmitir la importancia de la minería no solo para el beneficio económico sino también para el desarrollo social de los países”, dijo.

Existe desconocimiento de la realidad de la industria y muchas veces nos quedamos con esos mitos. Por poner un ejemplo, el ámbito ambiental: en muchos casos se dice que la minería es devastadora y contamina, pero la realidad es que como industria estamos haciendo esfuerzos en el ámbito de la sustentabilidad”, agregó.

Según explicó, en México, el rubro, en su conjunto, invierte tres veces más que otros sectores, lo que se suma al desarrollo de políticas con impacto en más de 600 comunidades. “En muchos casos somos la mano derecha de los gobiernos regionales”, indicó.

En ese sentido, junto al comité del gremio, se encuentra encauzando los procesos de diálogo de cara a la reforma de la Ley de Minería, que está discutiéndose a nivel de Congreso.

Mujeres en minería

Aunque reconoce que la industria en México goza de “modernidad” en términos de inclusión femenina, Flores es de las personas que piensa que siempre se puede ir más allá.

De allí la idea de fundar en 2014 el Mujeres WIM México, un programa que estudia las mejores prácticas internacionales en temas de equidad.

Para la ejecutiva, un ejemplo de este esfuerzo es la reducción de la brecha de participación femenina en el sector, pues, según explica, alrededor de un 17% de la planilla laboral total son mujeres.

“Aunque a lo mejor pudiera sonar como un porcentaje pequeño, en realidad se trata de un gran avance, considerando que tan solo hace 10 años estábamos hablando de un porcentaje inferior al 5%. Hemos tenido un crecimiento exponencial y esa tendencia continúa”, aseveró.

Dada su labor, fue reconocida por dos años seguidos por la revista Forbes México y el diario Expansión como una de las 100 mujeres más poderosas de su país en el liderazgo de la minería.

Fuente: dfsud.com

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.