La minería es una actividad que el ser humano ha realizado desde tiempos remotos, aún así, todavía es posible hacer nuevos descubrimientos. La Kernowita es un ejemplo de esto. Se trata de un mineral que solía considerarse una variación de otro conocido desde hace tiempo: liroconita. Después de un análisis químico se confirmó que existen diferencias suficientes para considerarlo un mineral aparte.

El análisis estuvo a cargo de Mike Rumsey, quien es curador principal de minerales en el Museo de Historia Natural de Londres. Su interés por la liroconita lo llevó a hacer un estudio con fines de clasificación. Fue así como descubrió que una capa de color distinto era en realidad otro mineral.

La kernowita forma cristales de color verde esmeralda. Este nuevo mineral se encuentra en fragmentos pequeños y no es fácil de detectar. La muestra que se usó para el análisis es una pieza de museo que no habría sido posible conseguir de otra forma.

La roca de donde se tomaron las muestras salió de una mina hace 220 años. El origen es la mina de Wheal Gorland, en una población llamada Cornualles, al suroeste de Inglaterra. El nombre del mineral proviene del nombre del lugar en el dialecto local: Kernow.

La liroconita es de color azul. La mayor parte proviene del mismo yacimiento que la muestra donde se descubrió la Kernowita. La mina de donde se extrajo dejó de extraer minerales hace más de un siglo, estuvo activa entre 1790 y 1909. Posteriormente fue demolida. Ahora se trata de una zona urbanizada.

“Muchos de estos descubrimientos ocurrieron hace más de 100 años, cuando las minas todavía estaban activas, así que el descubrimiento de un nuevo mineral de Cornualles, especialmente uno que está relacionado con el mineral más famoso de la región, es verdaderamente espectacular”, explicó Rumsey a la BBC. El investigador calificó a las muestras del mineral como una “cápsula del tiempo”, ya que permite estudiar los minerales que alguna vez se extrajeron en territorio británico y no volverán a obtenerse ahí.

Cornwall es patrimonio cultural declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Ahí se han hecho varios descubrimientos de minerales. Aún después de un siglo de inactividad sigue aportando nuevos minerales al mundo. Actualmente se reconocen dos muestras de Kernowita en el mundo; de acuerdo a un comunicado del Museo de Historia Natural de Londres, además de la que ellos poseen hay otra en una colección privada.

Aún cuando una actividad productiva lleve varios miles de años activa, siempre hay algo que descubrir, la minería es un claro ejemplo de esto. Las muestras de Kernowita salieron de un museo británico. ¿Cuántos minerales desconocidos se encontrarán ante nuestros ojos en los museos mexicanos?

Fuente: eldeber.com