El uso de servicios telemáticos y digitales en la construcción y minería está ganando terreno debido a la eficiencia operativa y a un mejor Retorno de Inversión (ROI)

El mercado de equipos de alquiler de minería y construcción alcanzará 273 mil millones de dólares en Estados Unidos para 2030, gracias al crecimiento e incorporación de plataformas y servicios digitales, así lo reveló el análisis Digitalización y nuevos modelos comerciales que impulsan el mercado global de equipo de construcción y minería 2030, de Frost & Sullivan.

El uso de servicios telemáticos y digitales en la construcción y minería está ganando terreno debido a la eficiencia operativa y a un mejor Retorno de Inversión (ROI). El crecimiento en infraestructura y proyectos de urbanización, sistemas de propulsión alternativos y la necesidad de equipos modernos, compactos y de alquiler, son impulsores de la industria global en dicho mercado.

El análisis indica que la reducción de los costos operativos que ofrecen los servicios digitales para mejorar los equipos de construcción y minería presentan más oportunidades de crecimiento. Por ello, los proveedores de soluciones telemáticas y de reacondicionamiento autónomo deberán actualizar su flota con nuevas soluciones y tecnologías para ofrecerlas en Estados Unidos, Europa, China e India.

El crecimiento de las plataformas de alquiler y uso compartido permitirá una asociación entre fabricantes de equipos y proveedores de tecnología, aprovechando los canales de marketing. Proveedores de soluciones autónomos, los OEM, las empresas de alquiler y las corporaciones mineras podrán realizar pruebas piloto y desarrollar equipos autónomos de construcción y minería.

La base instalada en equipos con telemática y accionamientos eléctricos respalda el dominio de los canales de los distribuidores OEM para el mantenimiento y el servicio de los equipos. Los procesos en este sector serán más modulares, individualizados y estarán conectados al Internet de las cosas, mejorando los equipos y el seguimiento del rendimiento, indicó Frost & Sullivan.

Fuente: digitalpolicylaw.com