public

La depresión no es querer llamar la atención: La depresión es REAL.

COLUMNA Este 13 de Enero conmemoramos el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión y es muy importante para nosotros expresar nuestro apoyo y empatía con aquellas personas que

hace un mes

Última Publicación Newmont ofrece 16.9 mil millones de dólares por Newcrest por Editorial public

COLUMNA

Este 13 de Enero conmemoramos el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión y es muy importante para nosotros expresar nuestro apoyo y empatía con aquellas personas que padecen esta enfermedad.

En una escala mundial, 300 millones de personas tienen depresión pero, a veces suele confundirse con un simple estado de ánimo triste. Debemos tener cuidado cuando esta tristeza nos impide realizar nuestras actividades de manera funcional y comienza a prolongarse. Si no actuamos de manera innmediata, los pensamientos pesimistas y el desánimo pueden llevar al suicidio.

El suicidio es la cuarta causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años.

Pero, ¿Cómo saber si tienes depresión?

Se experimentan síntomas como: tristeza, irritabilidad, una gran sensación de vacío y en algunos casos, opresión en el pecho, dormir mucho, falta de aire y pocas ganas de alimentarse. También dificultad de concentración, sentimiento de culpa excesiva, baja autoestima, pensamientos de muerte continuos y cansancio.

Hablando de su entorno, comienza a tener dificultades para relacionarse con su familia, trabajo, escuela y varios
ámbitos importantes.

Existen diferentes tipologías de trastornos depresivos:

Trastorno depresivo de un solo episodio: la persona experimenta un primer y único episodio. Trastorno depresivo recurrente: la persona ha padecido ya al menos dos episodios depresivos. Trastorno bipolar: los episodios depresivos alternan con periodos de episodios maníacos, que incluyen euforia o irritabilidad, mayor actividad o energía, y otros síntomas como pensamientos acelerados, mayor autoestima, menor necesidad de dormir, distracción y comportamiento impulsivo e imprudente.

El Director de la Clínica de la Ansiedad y Salud Mental en CDMX, Luis Fernando Burguete nos comenta:

"Algo que es muy importante para los especialistas en salud mental, especialmente para nosotros los psicólogos, es encontrar la psicogénesis, es decir, hallar las causas que provocaron una patología en específico. Sí, efectivamente el psiquiatra hará el trabajo para tratar de reconocer las causas neurobiológicas o bioquímicas para realizar su abordaje y tratamiento psicofarmacológico pero, los psicólogos necesitamos encontrar esos elementos que tienen que ver con como se relaciona el paciente con otras personas, con su contexto, con sus estrategias, de afrontación, de evitación etc. Esto es fundamental en el marco de la depresión. Cabe mencionar que cada paciente tiene su propia historia y el abordaje es diferente."

El estigma en la Depresión.

Como ya lo dice el título, "No es querer llamar la atención" porque muchas personas sobrevaloran la condición física y emocional de las personas depresivas. Lamentablemente la sociedad no está educada en temas de salud mental y creen que "todo se puede resolver diciendo: échale ganas". Claro que uno acepta la opinión de los demás pero, nadie tiene idea de lo que viven a diario, lo que en verdad luchan por tan solo levantarse de la cama.

Luis Fernando Burguete aclara:

"En realidad estigmatizar cualquier tipo de enfermedad mental es un verdadero problema, precisamente porque no permite que se le reconozca con la seriedad y profesionalismo con el que se debe mirar. Desafortunadamente los estigmas que hay alrededor de la depresión tienden a ser muy crueles, en el sentido de que, muchas veces especulan si el paciente no hace el esfuerzo suficiente para salir adelante, por eso es muy común ahora, que se haga mofa en relación con que: ¿De qué sirve que a un paciente se le diga "échale ganas" porque no se trata de que le eche ganas o no, no se trata de que no se esté esforzando; se trata de una patología que genera una cierta incapacidad, no necesariamente relacionada con la voluntad de la persona. También desafortunadamente suelen ser consideradas en donde un paciente tiende a victimizarse o querer llamar la atención a través de los síntomas o del estado anímico. Eso no permite generar una consideración realista y seria para que la persona busque ayuda para resolver el conflicto".

¿Existe tratamiento?

Sí. Existen diferentes tratamientos eficaces contra la depresión como:

-Activación conductual
-Terapia Cognitivo Conductual
-Psicoterapia interpersonal
-Terapias de grupo

En caso de requerir otro tipo de tratamiento con fármacos, el psiquiatra otorgará la dosis correcta en cada caso, pueden ser:

-Antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
-Antidepresivos tricíclicos.

IMPORTANTE: Los antidepresivos no son el tratamiento de primera elección para la depresión leve. No se deben utilizar para tratar la depresión en niños ni como tratamiento de primera elección en adolescentes, en quienes hay que utilizarlos con suma cautela.

¿Cómo es vivir con depresión?

Soy Atalia Cervantes y tengo 28 años. Me diagnosticaron depresión cuando tenía 17. Yo creí que era solo una etapa de mi adolescencia y que pronto pasaría pero, poco a poco comencé a no tener ganas de hacer actividades, ni siquiera las que me apasionaban como el baile. Trataba de aislarme de todos y solo quería estar durmiendo porque sentía que era lo mejor para mi cuerpo pues, todo el día me la pasaba cansada. Llegaron pensamientos intrusivos que me hicieron alejarme de todos y tener un sentimiento de culpa muy cañón. De la depresión pasé a la ansiedad. Conforme pasaban los meses, era imposible para mi tener un día tranquilo. Fue entonces cuando mi mamá se dió cuenta de que algo sucedía conmigo y me llevó al doctor general quien me envío con un psquiatra. Comencé a platicarle lo que sentía y al terminar me recetó diazepam. Lo tomé por algunos meses y me lo retiraron porque ya había un buen progreso.

Cuando inicié la etapa universitaria volvían los pensamientos de miedo, angustia, tristeza y decidí regresar a terapia psicológica. Se hizo más fuerte y tenía miedo a salir de casa porque me llegaban ataques de pánico, aún así me afrontaba día con día a mi realidad y pensaba en las metas que quería para mi futuro. Consulté con mi psicólogo si era conveniente acudir con el psiquiatra y después de hacerme valoración me envió a psiquiatría. Comencé un tratamiento de antidepresivos y ansiolíticos que me ayudó a no hundirme. Sin embargo, por azares del destino, llegué a terapia de AA, aunque yo no era alcohólica. La terapia grupalme dio un plus y pude identificarme con más personas que me hicieron saber que no estaba loca pues, la mayoría de mis amigos e incluso mi familia me decían:

"Ir con el psiquiatra es de locos", "No tomes medicamentos, eso te hará sentirte peor", "Échale ganas, no trates de llamar la atención de nosotros durmiendo todo el día y sin comer" etc... etc... Eso me hizo pensar que tal vez sí estaba exagerando y dejé los medicamentos sin consultar al doctor. 2 semanas después tuve una recaída horrible que me llevó al hospital porque ya no quería vivir. Me hicieron una valoración y dijeron que tenía que tomar el medicamento como se me indicaba. Ahí supe que la única importante era yo. Que yo estaba sola con mi mamá en el hospital y valoré más mi vida. Dejé a un lado los comentarios de la gente del trabajo y casa y me quedé rodeada de personas que en verdad me apoyan y entienden.

No dejo mi terapia ni los medicamentos ya que, eso me hace ser una persona funcional y sobre todo estar tranquila. Cada día aprendo más de mi enfermedad y quisiera decirles a las personas que lleguen a leer esto y se sientan con depresión, que no tengan miedo o pena y acudan con un psicólogo; que su red de apoyo sean personas de bienestar para su vida. ¡Porque solo vivimos una vez y merecemos la felicidad! y para mí, la felicidad es: Estar tranquila.

Así que, si tú te sientes sumamente triste y eso ya te impide vivir una vida "normal", o conoces de alguien que se encuentre en esta situación: ¡Sean valientes y cuiden de su salud mental! Ir al psicólogo está bien. Tomar medicamentos no te hace menos que los demás.

Tengamos +Información y -Estigma.

PIDE AYUDA:

-Clinica de la Ansiedad y Salud Mental || 2121-8193, 56-1170-81 17 Y 55 29-57 8749
-SAPTEL (Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono) || (55) 5259-8121
-PSICÓLOGOS SIN FRONTERAS MÉXICO (PSFMx) y el CENTRO DE INTERVENCIÓN EN CRISIS || 5585261859 y 5547388448
-Línea de vida || 8009112000
-Hospital Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez” || 5554874271
-Asociación Psicoanalítica Mexicana ||5570893974 y 5615684796
-Núcleos urbanos de Bienestar Emocional (NUBE) || 5553427446
-Asociación Psiquiátrica Mexicana A.C || 5556525419 y 5556525576
-Facultad de Medicina UNAM / Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de atención Psicológica a Distancia. ||  5556232127

MIRA ÉSTAS PELÍCULAS QUE MUESTRAN QUE LA DEPRESIÓN ES DIFÍCIL PERO NO IMPOSIBLE DE SUPERAR:

*Una historia diferente.
*El vendedor de sueños.
*Loco por ella.
*Hasta el hueso.
*Las ventajas de ser invisible.
*Belleza inesperada.
*Violet y Finch.
*Los juegos del destino.

Editorial

Publicado hace un mes

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.