public

La minería cierra 2022 con más gastos en exploración por falta de concesiones

El territorio concesionado para esta actividad se redujo en casi dos puntos base en los últimos cuatro años. Esto prende las alertas del sector privado. La actual administración del presidente

hace un mes

Última Publicación Oportunidades de desarrollo por Editorial public

El territorio concesionado para esta actividad se redujo en casi dos puntos base en los últimos cuatro años. Esto prende las alertas del sector privado.

La actual administración del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha entregado ni una sola nueva concesión minera, lo que ha llevado a las empresas del sector a invertir más en exploración, en miras de encontrar nuevos yacimientos en los territorios previamente otorgados.

El reto por la búsqueda de nuevos yacimientos luce aún mayor con la electrificación del sector automotriz en puerta, al ameritar una mayor demanda de minerales.

En 2018, el territorio concesionado para las actividades mineras en México era de 10.64%, cifra que para el cierre de este 2022 se ubica en 8.59%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

La explotación minera requiere un proceso previo de mínimo cinco años, que se divide en dos etapas. La primera es la prospección, durante la cual se localizan posibles yacimientos. Posteriormente se realiza la exploración, mediante la cual se analiza y estudia si realmente es factible llevar a cabo labores de explotación a partir de lo encontrado en el subsuelo.

Jaime Gutiérrez, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex) subraya que “los yacimientos no son eternos”, al tener depósitos de minerales limitados, por lo que son fundamentales las labores de exploración para continuar con las industrias extractivas.

En un escenario en donde no se ha dado ninguna concesión minera desde hace cuatro años, las actividades de exploración son aún más elementales. El organismo estima que este año se invirtieron 502.1 millones de dólares, lo que implicó un incremento anual de 28.2%.

En medio del cambio de los vehículos a combustión interna por los eléctricos, uno de los retos que encara el sector minero es la búsqueda de nuevos yacimientos de diversos minerales críticos, como níquel cobre, manganeso y litio. Un estudio de la consultora S&P Global señala que un vehículo a gasolina requiere cerca de 24 kilogramos de cobre para su fabricación, cifra que para un eléctrico se incrementa a 139 kilogramos, es decir, 5.7 veces más.

Ante este escenario, Armando Alatorre, presidente del Colegio de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (CIMMGM), resalta que la exploración para el sector es equivalente a la siembra para los agricultores, ya que a partir de esta es de donde se obtiene la producción.

“Necesitamos gastar en exploración, para que, por ejemplo en 10 años, podamos tener una mina de donde cosechar eso que sembramos. Hemos venido a la baja en exploración por muchos años, entonces hemos venido sembrando poco, por decirlo de alguna manera. Necesitamos revertir esa tendencia para que en 10 o 20 años tengamos la producción minera que se requiere para todas estas nuevas tecnologías”, añade en entrevista con Expansión.

Producción a la baja

De acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de enero a octubre se han producido en el país 60,245 toneladas de cobre, lo que implicó una baja de 4.1% con respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que la producción de oro totalizó 10,573 kilogramos, lo que significó un descenso de 0.3%.

La producción de plata, en donde México destaca a nivel mundial por haberse colocado hasta 2021 por treceavo año consecutivo como principal productor, también tuvo un descenso de 0.4% al totalizar en dicho periodo 517,002 kilogramos.

LitioMx, ¿un jugador incómodo?

En abril de este año, el Senado aprobó la iniciativa para nacionalizar el litio. Meses más tarde, a mediados de agosto, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto mediante el cual se creó LitioMx, la empresa estatal encargada de todo lo relacionado por este blanquizco mineral.

Luis Humberto Vázquez, presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), consideró lo anterior como un “mensaje negativo” a los inversionistas.

“Tenemos grandes retos que asumir en 2023…Es necesario estimular la inversión, revisar la tasa impositiva y generar certidumbre jurídica para promover la generación de empleo para técnicos y profesionales que están en búsqueda de mejores oportunidades”, agrega en entrevista con Expansión.

Al momento de su creación, LitioMx no había tenido ningún tipo de acercamiento con el sector minero ni tampoco con el Servicio Geológico Mexicano. Al presentarse el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2023, en el documento no se indicó ningún rubro o monto destinado para esta empresa estatal.

Yacimientos de litio en México están en regiones con estrés hídrico extremo
LitioMx entra a la carrera por el litio sin certezas sobre cuánto mineral hay en el país La gran promesa sobre la extracción de litio está en Sonora y la concesión es de la china Ganfeng Lithium. Más allá de eso, el país no tiene certeza sobre yacimientos que podrían ser viables.

Alatorre espera que para enero del siguiente año LitioMx presente su plan de acción, resaltando que sin un presupuesto claro asignado es difícil tener previsiones sobre las acciones que efectuará en el corto plazo.

“La señales dadas hasta ahora son controversiales, por eso yo no esperaría nada en 2023 en el caso de LitioMx… Hasta ahorita (el gobierno) no ha dado señales de quererse acercar con el sector minero y no creo que lo vayan a hacer”, añade.

FUENTE: expansion.mx

Editorial

Publicado hace un mes

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.