public

Las Remesas del Bienestar

Por: Moisés Gómez Reyna De acuerdo con varios usuarios en redes sociales que afirmaron haber recibido un correo electrónico de parte de Wells Fargo, uno de los principales bancos de

hace un año

Última Publicación Programa de Formación Especializada en Cuidado de Lactantes en Casa Grande Nacozari por Editorial public

Por: Moisés Gómez Reyna

De acuerdo con varios usuarios en redes sociales que afirmaron haber recibido un correo electrónico de parte de Wells Fargo, uno de los principales bancos de Estados Unidos en el trámite de envío de remesas a México, esta institución bancaria habría anunciado que a partir del próximo 21 de abril dejará de ofrecer dicho servicio mediante el Banco del Bienestar.

Junto con el anunció a sus clientes, el banco estadounidense también habría puntualizado que continuará enviando remesas vía otros bancos asentados en México, de manera que el único cambio será la exclusión del Banco del Bienestar.

Si bien es cierto que en términos de participación (apenas el 5%) la incidencia del banco gubernamental ha sido marginal, no puede negarse que en términos de volumen y monto de las transacciones su importancia es mayor.

Como prueba de lo anterior, podemos subrayar que durante el segundo semestre del 2022 la totalidad de las operaciones de remesas enviadas por el Banco del Bienestar alcanzó un valor de 21 mil 151 millones de pesos (poco más de mil millones de dólares). Asimismo, también es importante destacar que el monto promedio de estas operaciones se ubicó en 630 dólares, superando al monto promedio nacional.

Hasta ahora, Wells Fargo no ha dado una explicación oficial sobre su decisión, sin embargo, se especula que la principal razón detrás de esta medida se remite a posibles faltas al cumplimiento de la normatividad bancaria de parte del Banco del Bienestar, específicamente en lo relativo a regulaciones para evitar la realización de transacciones que pueden catalogarse como lavado de dinero.

Poco tiempo después del mencionado anuncio de parte del banco norteamericano, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que desde el pasado 28 de febrero el Banco del Bienestar dejó de recibir remesas provenientes de cualquier institución bancaria, remesadora o integradora.

A través de un comunicado, el Gobierno Federal señaló que la decisión de no participar en el mercado de remesas permitirá al Banco del Bienestar centrar sus esfuerzos en los dos principales objetivos trazados por el Gobierno de México, que son el plan de expansión para concretar la red de sucursales más grande del país y bancarizar a beneficiarios de los programas sociales.

Además, el Gobierno Federal también indicó que es falso que Wells Fargo haya decidido dejar de operar su servicio de remesas a través de esta institución, y en cambio afirma que la decisión fue tomada por el propio Banco del Bienestar para evitar la duplicidad de funciones con la Financiera para el Bienestar.

Frente a este conjunto de acontecimientos, en días recientes han comenzado a surgir varias dudas respecto a las implicaciones tanto del aviso difundido por el banco estadounidense, como del inesperado comunicado gubernamental que se publicó posteriormente. En particular, ha llamado mucho la atención que el Banco del Bienestar tardara tres semanas en informar que ya no recibiría remesas, si según su planteamiento desde el pasado 28 de febrero ya no las recibe.

Asimismo, también ha generado mucha confusión el que en contrasentido a lo señalado por el Banco del Bienestar, Wells Fargo optase por anunciar que hasta el 21 de abril todavía seguirá enviando remesas a México vía el Banco del Bienestar. ¿Acaso no tendría más sentido que la institución mexicana hubiera informado al banco norteamericano de su determinación de dejar de recibir remesas desde el último día de febrero?

De acuerdo con diversos analistas, en el fondo la decisión de Wells Fargo de suspender el servicio de envío de remesas al Banco del Bienestar se debe a la existencia de una investigación abierta por el gobierno de Estados Unidos, en contra del banco gubernamental mexicano por presunto lavado de dinero a través de sus servicios de recepción de remesas y transferencias al extranjero.

Lo anterior se suma a las quejas sobre las altas comisiones cobradas por el Banco del Bienestar a los mexicanos en Estados Unidos que utilizan el servicio, sobre todo si se les contrasta con las cobradas por otras instituciones bancarias que además, sí cuentan con protocolos para evitar prácticas fraudulentas de lavado de dinero

Sería interesante escuchar la opinión tanto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) acerca de si el Banco del Bienestar cumplía con toda la normatividad y regulaciones financieras, especialmente con aquellas relativas a la prevención e identificación de operaciones con recursos de procedencia ilícita en la recepción de remesas provenientes de los Estados Unidos de América.

No olvidemos que la CNBV ya sancionó al Banco del Bienestar en 2021 con dos multas con un valor acumulado de 844 mil 900 pesos, como consecuencia de un par de incidentes ocurridos en 2019 y relacionados precisamente con la prevención del lavado de dinero.

La primera sanción fue impuesta por no haber entregado un reporte a la SHCP con información acerca de operaciones relevantes de parte de sus clientes, y la segunda penalización se debió a la ausencia de un reporte relativo a operaciones de pago y expediciones de cheques en caja.

Sería de la mayor relevancia para la estrategia de seguridad pública y de combate a la delincuencia organizada, el que las autoridades correspondientes dejen en claro si el Banco del Bienestar, en su condición de institución promovida por el presidente López Obrador, no está siendo utilizado como plataforma para manejar recursos de procedencia ilícita por parte del crimen organizado.

@gomezreyna

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.