El litio es un metal alcalino de tonalidad blanco-plateado, de consistencia blanda, se considera uno de los metales más ligeros; éste se oxida rápido.
Su presencia es abundante en la corteza terrestre, por lo que su producción incrementa enormemente. Los principales minerales de los que se extrae es lepidolita, petalita, espodumena y ambligonita.
Este elemento se emplea en aleaciones conductoras del calor, hace 70 años el impulso de utilizar el litio en la batería de acumulación fue por Thomas Edison; una década antes se vio utilizado como catalizador del caucho sintético.
Los minerales de litio se usan en la fabricación del vidrio y cerámica; es compuesto de los esmalte, sanitarios y lozas, también en la fabricación de grasas, ya que contiene propiedades lubricantes, incluso en temperaturas extremas.
Por otro lado se utiliza también, para tratar y prevenir el trastorno bipolar, depresión, esquizofrenia, trastorno de control de impulsos, entre otros. cabe destacar que su uso médico debe estar vigilado por especialistas.

Fuente: OutletMinero