Martín Carotti, destacado Geólogo por parte de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina, ha trazado, probablemente sin saberlo, una línea concisa sobre el tema de la minería: con una experiencia de 30 años en el sector, se ha convertido en pieza clave en el parteaguas de la comunicación dentro de la industria, siendo uno de los exponentes más importantes de América Latina.

Martín Carotti

En entrevista exclusiva para OutletMinero, Carotti habla sobre los cambios que ha generado el Covid-19 en la minería.

Outletminero: ¿Cuáles son los cambios que se generan con el COVID en Minería?

Martín Carotti: Los países latinoamericanos han respondido en diferentes formas ante la pandemia. Desde fines de marzo, algunos paralizaron las actividades mineras en el marco de estrictas cuarentenas, otros mantuvieron la actividad, como Chile. Sin embargo, a partir de la instrumentación de estrictos protocolos sanitarios, todos han vuelto a la actividad, y ya entre mayo y agosto la habían prácticamente normalizado, con cambios en los regímenes de trabajo, en los sistemas de transporte de personal, y hasta con disminución de tareas y personal, pero ya para septiembre las actividades y la producción estaban casi normalizadas. Incluso se han reiniciado las tareas de exploración que habían sido suspendidas.

Algunos episodios de contagio en el personal de mina requirieron la aplicación de los protocolos sanitarios, con suspensión de actividades, reacomodamiento de planteles, seguimiento con testeos y aislamientos, provocando alguna disminución en la producción, pero sin generar un mayor impacto.

Frente a las dificultades económicas que plantea la pandemia, la minería se convierte en uno de los motores de la reactivación, recuperando rápidamente el nivel de producción, manteniendo el empleo, y de la mano del incremento de precio de algunos metales, generando más divisas, manteniendo el nivel de exportaciones. Ante el drama de esta enfermedad, la minería tiene la gran oportunidad de mostrarse como un fiel y confiable impulsor de la economía en nuestros países.

OutletMinero: ¿Qué hace atractiva la inversión en minería y por el contrario, qué desincentiva la atracción de inversiones?

Martín Carotti: Para hacer minería, lo primero que necesitamos es la sonrisa de la naturaleza, ella es la que pone en nuestro territorio los minerales, el resto depende de nosotros y de cómo nos organicemos como sociedad.

Para que los inversores decidan enterrar su dinero en caños, pozos, cemento, maquinaria y contratando personal, necesitamos seguridad jurídica, eso es normas estables, permanentes y que confíen en nosotros. Y lo más importante, que crean que eso va a seguir siendo así, porque la inversión requiere tiempo, los proyectos y las minas duran años, y para poder arriesgar dinero a 10, 20 o 30 años, los dueños del dinero necesitan menor riesgo. Ya bastante complicado es tener que asumir las eventuales variaciones del precio de los comodities, de las posibles crisis internacionales y hasta incluso de los riesgos de alguna pandemia, como para sumar a gobiernos y a políticos nacionales o locales generando cambios impredecibles al compás de sus veleidades ideológicas, necesidades electorales o de su discurso demagógico.

Una vez que invirtieron, poner en producción nuestros recursos naturales no alcanza, todo depende de qué haga nuestra sociedad con los beneficios. Veamos los ejemplos de Nigeria y Noruega, ambos descubriendo su petróleo en los años 60 del siglo pasado, creando empresas estatales, produciendo y exportando cantidades similares de hidrocarburos, ¿el resultado es el mismo?... Por desgracia no, Noruega ha sabido qué hacer con esos recursos, y los ha convertido en infraestructura, educación, desarrollo y bienestar. Por desgracia, Nigeria no ha sabido hacerlo.

No basta que la minería haga bien las cosas puertas adentro, ni siquiera con que trabaje en forma armónica con la comunidad, con sus vecinos, encarando proyectos comunes.  La industria minera no puede desentenderse del uso que da el Estado a los recursos que aporta, pues en eso se juega la legitimidad de la industria, su aceptación social como promotor de trabajo, crecimiento, infraestructura, y si se hacen las bien las cosas, hasta desarrollo.

OutletMinero

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera