Con el reinicio de las operaciones mineras de cara a la llegada de la Nueva Normalidad, Minera Penmont ha fortalecido sus protocolos de seguridad e higiene para garantizar espacios de trabajo seguros y libres de contagio para sus colaboradores.

En cada una de las etapas de la contingencia sanitaria, los programas que la empresa ha implementado han sido conforme a los lineamientos definidos por las secretarías de Salud, Economía y del Trabajo del Gobierno Federal.

Desde antes de registrarse el primer caso de COVID-19 en el país, Minera Penmont reforzó las labores de limpieza en todas sus instalaciones y desinfección de los camiones de transporte de colaboradores y proveedores; colocó gel desinfectante en áreas de mayor afluencia y promovió el uso de mascarillas en oficinas y respiradores en las áreas operativas. Además, instaló filtros sanitarios en los que se evaluaba el estado de salud del personal con equipo de primera calidad y última tecnología como termómetros infrarrojos y una cámara termográfica.

En los comedores, para garantizar la sana distancia estableció horarios escalonados en los horarios de comida de los trabajadores. Con la misma finalidad, suspendió capacitaciones y reuniones para evitar aglomeraciones y promovió el trabajo desde casa; asimismo, envió a personal vulnerable a sus hogares y contrató más camiones.

La empresa minera suspendió actividades por el decreto emitido por las autoridades federales, por lo que disminuyó los procesos en sus instalaciones, dejando únicamente al 10% de su personal, para garantizar el cumplimiento de las acciones en función de protección del medio ambiente y seguridad, en el resguardo de activos y en los procesos de las plantas.

Con la nueva normalidad, en los centros de trabajo, se solicitó al personal evitar compartir utensilios y/o herramientas personales y limpiarlos constantemente, así como prescindir del uso de joyas u otros accesorios que pudieran fungir como reservorios del virus. Aunado a estos esfuerzos, se ha fortalecido la campaña informativa sobre los hábitos de higiene que deberán conservarse para mitigar riesgos de contagio entre los colaboradores y sus familias.

Minera Penmont extendió su apoyo más allá del cuidado de sus colaboradores y sus familias, uniéndose a las autoridades locales y la comunidad para hacer un reconocimiento de las necesidades más apremiantes frente a la crisis sanitaria que se vive. Ha donado un total de un respirador en instituciones médicas COVID pertenecientes al Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS) de la región y equipos de protección personal para personal médico.

En colaboración con el sindicato minero FRENTE y las autoridades municipales colabora en la sanitización de espacios públicos y, en coordinación con grupos sociales, elabora caretas de acetatos que distribuyen en instituciones de salud del municipio.

Las acciones y medidas implementadas por Minera Penmont están enfocadas en superar a mediano plazo la presencia de COVID-19 para dar paso a la reactivación económica del país y las familias puedan regresar a sus diferentes actividades, siempre en un balance entre el cuidado de la salud y la preservación de su estabilidad financiera.

En días recientes Minera Penmont recibió la visita de Francisco Quiroga, subsecretario de Minería, quien validó el cumplimiento de todos los protocolos y reconoció que la empresa ha llevado a cabo acciones extraordinarias que rebasan las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país, lo que indudablemente representa el interés y compromiso que existe con su plantilla laboral, familias y comunidad.

Fuente: Proyecto Puente

¡Síguenos en Telegram!

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera