Minera Penmont, filial de Fresnillo plc, implementa programas y actividades lúdicas que contribuyen al desarrollo de los habitantes de las comunidades cercanas a sus operaciones.

La minera mexicana enseña desde hace un año a un grupo personas a construir y cuidar un huerto comunitario, así como un módulo aviar. Esta actividad forma parte del programa “Alimento para el alma”, el cual tiene una duración de cuatro meses, en donde los participantes reciben la asesoría y apoyo de dos mentores.

Como complemento a esta actividad, los participantes también aprenden a constituir un colectivo para administrar los recursos y organizar la venta del producto obtenido, como vegetales y algunas aves de corral. En este proceso los asistentes desarrollan habilidades de comunicación, autoconfianza y se motivan para lograr las metas.

Este programa se evalúa de forma constante y se nombran a encargados de entre la comunidad, quienes dan seguimiento a la implementación de las actividades. El siguiente paso,  es la capacitación para constituir un negocio en el corto plazo.

Arturo Arredondo Morales, Gerente de Minera Penmont, destacó que con estas iniciativas la empresa ayuda a los caborquenses en su desarrollo de capacidades y así puedan adquirir herramientas para crecer personal y profesionalmente a través del emprendimiento.

De la misma manera, continuan los esfuerzos para el desarrollo de las capacidades y habilidades en los infantes y jóvenes de las comunidades cercanas, como Juan Álvarez y Sahuaro, quienes reciben clases de guitarra en el centro comunitario y por la contigencia se adaptaron a clases en línea.

Minera Penmont lleva más de 20 años operando en México