Los trabajos iniciaron en el 2020 como parte del Plan Integral, Incluyente y Participativo de Cierre de Mina impulsado por la empresa minera de la zona. Luego de un año de trabajos arquitectónicos, Minera San Xavier New Gold y la Arquidiócesis de San Luis Potosí celebraron la conclusión de los trabajos de intervención del Conjunto Religioso de San Pedro Apóstol.


La celebración de conclusión de los trabajos que incluyó la reparación de las azoteas; la torre; el interior del cubo de las escaleras; fachadas; la nave principal; el altar; la sacristía; el bautisterio; la casa cultural y el acceso principal, se realizó a través de una ceremonia religiosa que contó con la participación del arzobispo de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, y directivos de la empresa.


El Templo de San Pedro fue intervenido en su totalidad comenzando en enero de 2020. Los trabajos arquitectónicos incluyeron, y fueron precedidos, por meticulosos estudios históricos sobre dicho templo y lugar.


La conservación del patrimonio cultural e histórico del lugar es una de las prioridades del Plan Integral, Incluyente y Participativo de Cierre de Mina, por lo que, desde el inicio de la actividad extractiva se implementó un programa periódico de mediciones topográficas para monitorear el comportamiento estructural del edificio. Asimismo, todas y cada una de las voladuras en el tajo se monitorearon mediante sismógrafo, con el propósito de que las mismas se registraran dentro de los parámetros autorizados en la licencia de operación.

Minera San Xavier trabajó en este proyecto de la mano de especialistas para la restauración del Templo de San Pedro Apóstol, entre los que se encuentra el despacho del arquitecto Ricardo Nava, perito avalado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Todos los trabajos se coordinaron con el Ayuntamiento de Cerro de San Pedro, la Arquidiócesis de San Luis Potosí y bajo la estricta supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Fuente: elexpres.com