Una serie de compañías mineras pretende vender activos de oro y plata en Latinoamérica este año en medio de un gran apetito de parte de los inversionistas.

Las condiciones son ideales para las empresas que buscan liquidar carteras y desprenderse de propiedades secundarias, ya que hay potenciales compradores que quieren ingresar al mercado o expandirse en un momento de precios favorables del oro y la plata.

HORA DE VENDER

“Si una empresa tiene activos no esenciales, algo que por alguna razón no se ve construyendo o no se ajusta a la estrategia de tamaño o jurisdicción, este es el momento de deshacerse de ellos, porque hay mercado”, dijo a BNamericas Trevor Turnbull, director de investigación de acciones de oro y metales preciosos de Scotiabank.

Los inversionistas buscan poner a flote nuevas empresas con activos adquiridos de manos de los productores actuales, agregó el analista.

"Creo que las empresas harán limpieza y simplificarán un poco sus carteras".

Sus comentarios surgen en momentos en que una serie de mineras planean vender proyectos en la región que no cumplen con sus criterios de inversión o que se consideran no esenciales.

POTENCIALES ACTIVOS  EN OFERTA

1. First Majestic Silver: activos suspendidos en México

First Majestic considera vender sus minas mexicanas suspendidas como parte de un cambio más amplio de enfoque fuera de México.

"Si nos adelantáramos en el tiempo de 2 a 3 años, probablemente veríamos muchos de nuestros activos no esenciales, que actualmente no están en producción, vendidos o asociados a otros grupos, y una mayor diversificación internacional fuera de México", dijo en marzo el presidente ejecutivo de la firma, Keith Neumeyer.

First Majestic suspendió sus minas Del Toro, La Parrilla, La Guitarra y San Martín en 2018-2020 por su baja rentabilidad, además de temas relacionados con la seguridad en San Martín.

2. Pan American Silver: proyectos más pequeños

El presidente ejecutivo de Pan American Silver, Michael Steinmann, planea vender algunos de los activos más pequeños de la empresa.

Si bien la compañía pretendía desprenderse de activos no esenciales que venían con la compra de Tahoe Resources, estos, –incluida la mina La Arena en Perú– han superado las expectativas, con el enfoque ahora en proyectos más pequeños.

“Tenemos muchos activos más pequeños que nos llegaron durante los últimos 15 a 20 años a través de muchas adquisiciones e intentaremos vender algunos de ellos durante este año o el próximo, dependiendo de cómo sea la demanda", señaló Steinmann en la conferencia de resultados de 2020 realizada en febrero.

Los activos más pequeños incluyen La Bolsa en México, y Pico Machay en Perú, que se encuentran en cuidado y mantenimiento y no se consideran relevantes.

3. Equinox Gold: activos brasileños más pequeños

Su presidente ejecutivo, Christian Milau, indicó que considerarán vender activos a medida que la empresa crezca.

Equinox cerró el miércoles su adquisición de Premier Gold Mines, con lo que sumó la mina Mercedes, en México, y Greenstone (antes conocida como Hardrock) y otros proyectos en Canadá a su cartera existente de activos mexicanos, brasileños y estadounidenses.

Pero es posible que la compañía no tenga prisa por vender, ya que todas las minas generan flujos de efectivo luego de un aumento en los precios del oro, manifestó Milau en noviembre.

“Ciertamente, con el tiempo, a medida que la cartera se diversifique, crezca, mejore, podríamos vender uno o dos activos, pero en esta etapa estamos bastante contentos con el desempeño de todos ellos, incluso los más pequeños", afirmó.

Los activos más pequeños de Equinox son las minas Fazenda, RDM y Pilar en Brasil.

4. McEwen Mining: proyecto Fénix y activos en México y Argentina

McEwen ha promocionado anteriormente una posible venta de su proyecto Fénix en México, que apunta a extender la vida útil de su mina de oro El Gallo y combinarlo con recursos del proyecto de plata El Gallo 2.

El año pasado se completó un estudio de viabilidad.

Si bien las perspectivas de una venta se han visto afectadas por un  reciente bloqueo, los ingresos permitirían a McEwen avanzar en otros proyectos y pagar deuda.

La empresa también podría considerar enajenar su participación de 49% en la mina San José, de Hochschild Mining, en Argentina, junto con el activo de cobre Los Azules en el país.

5. Agnico Eagle Mines: activos mexicanos

Agnico detuvo la exploración en su proyecto El Barqueño en México en 2019, lo que lo convertiría en un candidato principal para la desinversión.

“Aunque el proyecto El Barqueño sigue teniendo potencial geológico, los estudios de desarrollo actuales indican que no cumple con los criterios de inversión de la empresa”, indica Agnico en su sitio web.

Extender la vida útil de la mina en las operaciones Pinos Altos (en la foto) y La India en México sigue siendo un desafío, aseveró la empresa el año pasado.

Esto podría elevar los activos a la categoría de no esencial para la empresa.

6. Barrick Gold: activos en Chile y Argentina

Barrick ya eliminó un activo no esencial después de firmar un acuerdo para vender su activo Lagunas Norte en febrero.

Sin embargo, podrían producirse más ventas, ya que el presidente ejecutivo, Mark Bristow, pretende enfocarse en activos de primer nivel, que la compañía define como minas que producen al menos 500.000oz/a de oro, con una vida útil de mínimo 10 años y costos de producción más bajos que el promedio.

Como activo que produce principalmente cobre, es difícil juzgar si la mina Zaldívar en Chile puede clasificarse como de primer nivel o como posible objetivo de desinversión.

Veladero en Argentina no alcanza el nivel uno en el lado de la producción y los costos. Barrick, con una participación de 50% (Shandong Gold posee el otro 50%), proyecta una producción de 130.000oz-150.000oz de oro en 2021, con costos sostenidos todo incluido de US$1.720-US$1.770/oz.

La empresa considera fusionar Veladero con su proyecto Lama, la parte argentina del activo Pascua-Lama, que podría cumplir con los criterios de Barrick.

Fuente: Bnamericas