Diversas fuentes aseguran que el origen de Guanajuato fue gracias al descubrimiento de la minería de plata, en el siglo XVIII tomando el título de productores de talla mundial, gracias a la exhausta actividad de explotación y exploración en diversas regiones ricas en mineral. Así pues, tal reconocimiento y tal empeño en la labor abrió puertas y oportunidades para el ámbito socio-económico.
Dicha oportunidad propició un mayor crecimiento tanto económico como social. No en vano, para el año de 1600, la Corona Española otorgó el nombre de Santa Fe y Minas de Guanajuato, mismo que fue modificado para 1741 por el Rey Felipe V por Muy noble y muy leal Ciudad de Santa Fe de Minas de Guanajuato, debido al reconocimiento de hechos desafortunados como inundaciones, accidentes colectivos en minas y pestes.
Tras un largo tiempo la región, sufrió procesos llenos de altibajos, y no fue hasta finales del siglo XIX donde la industria dio un giro significativo y empresas extranjeras comienzan a trabajar, logrando retomar el rumbo y fama minera del estado.
Aun así, el auge y el renombre del estado, en cuanto al área minera, ha crecido y sus estructuras se han ido fortalecido con el paso de los años; pues hasta el día de hoy se sigue produciendo mineral auroargentífero, representando así parte importante del desarrollo económico y una de las principales actividades que le dan identidad a la región.
Actualmente cerca de diez empresas operan en la región de Guanajuato, entre las que destacan compañías como Great Panther Silver Ltd., Peñoles, Minera Plata Adelante SA.de C.V
Fuente: OutletMinero