Minería en México: Los activos que podrían cambiar de manos en 2021
Diversos analistas pronostican un sólido año para las fusiones y adquisiciones mineras en 2021.

En este contexto, BNamericas presenta una selección de activos mineros en México con más probabilidades de cambiar de mano durante el año.

FONDO DE APOYO

Se espera que varios factores respalden la actividad transaccional este año.

Estos incluyen la presión constante en la industria para reemplazar las reservas que se han extraído, de acuerdo con lo señalado por el analista de Bank of America, Michael Jalonen, en el sitio web de noticias Investorplace.

Las reservas mundiales de oro van a la baja desde 2012, mientras que la producción se ha mantenido estable.

Las grandes empresas también están en proceso de vender activos no esenciales, mayormente a actores de nivel medio, dijo a BNamericas en noviembre Colin Hamilton de BMO Capital Markets.

La flexibilización de las restricciones de viajes por la pandemia de COVID-19 también podría provocar un aumento de los acuerdos posterior a 2021, y la pandemia dificultará que las empresas se trasladen a los sitios mineros para realizar los procesos de due diligence.

En 2020 serie de empresas mineras progresaron con fusiones y adquisiciones dirigidas a activos latinoamericanos por un valor de US$2.580mn, cifra inferior a los US$14.000mn del año anterior, cuando se concretó la fusión de Newmont-Goldcorp, valorada en US$10.000mn.

OBJETIVOS DE FUSIONES Y ADQUISICIONES MINERAS EN MÉXICO

  1. Torex Gold

Torex, cuya mina El Limón-Guajes (ELG) en el estado de Guerrero es uno de los mayores productores de oro de México, ha sido destacada por Bank of America como un posible objetivo de adquisición.

Además de ELG, la empresa tiene el proyecto Media Luna, de US$496mn en la misma propiedad.

La presidenta ejecutiva de Torex, Jody Kuzenko, ha dicho que las fusiones y adquisiciones de valor añadido son una prioridad para la empresa.

  1. Sierra Metals

Sierra comenzó a explorar alternativas estratégicas, incluida una posible venta de la empresa o algunos de sus activos.

Estos incluyen las minas mexicanas Bolívar (que produce principalmente cobre) y Cusi (mayoritariamente plata), así como el activo polimetálico peruano Yauricocha.

Sierra tiene planes de expansión en cada una de sus operaciones que podrían ayudar a atraer un comprador.

  1. Minas de Agnico Eagle

Agnico Eagle pretende centrar sus esfuerzos en las oportunidades de crecimiento de sus activos en el hemisferio norte, que incluyen minas y proyectos en Canadá y Finlandia, ya que extender la vida útil de sus minas mexicanas sigue siendo complicado, como afirmó la empresa durante la 23 conferencia anual de minería de Scotiabank realizada en diciembre del año pasado.

Si bien el proyecto Santa Gertrudis es prometedor, Agnico detuvo la exploración en el activo mexicano El Barqueño, el cual podría ser una prioridad para la venta, ya que no cumplió con los criterios de inversión de la empresa.

Agnico Eagle también posee las minas Pinos Altos, Crestón Mascota y La India en México, que podrían estar listas para la venta si se recibe la oferta adecuada, pero de acuerdo con el poder financiero de la compañía, esta no se verá presionada para concretar acuerdos.

  1. First Majestic Silver: Minas suspendidas

First Majestic suspendió sus minas Del Toro, La Parrilla, San Martín y La Guitarra, mientras fija su enfoque en tres activos principales: San Dimas, Santa Elena y La Encantada.

Si bien la empresa progresa con planes para evaluar un reinicio de La Guitarra, queda por ver si hará lo mismo con los otros activos suspendidos o si podría estar considerando una venta.

  1. McEwen Mining: Proyecto Fénix

McEwen reveló anteriormente planes para vender su proyecto Fénix, que apunta a extender la vida útil de la mina de oro El Gallo y combinarla con recursos del proyecto de plata El Gallo 2.

Las ganancias de cualquier venta se dividirían entre el avance de sus otros proyectos y el pago de deuda, indicó McEwen en 2019.

Pero con los precios más altos del oro y la plata impulsando los flujos de efectivo, no está claro si aún se considera una venta o si McEwen seguirá adelante con la construcción.

La empresa informó los resultados de un estudio de factibilidad en diciembre, que mostró una operación de vida útil de la mina de 9,5 años con una producción de 26.000oz/a de oro equivalente en la fase 1 y de 4,2 millones de onzas anuales (Moz/a) de plata equivalente en la fase 2, comenzando en el séptimo año, con una tasa interna de retorno (TIR) neta de 28% si se consideran precios de US$1.500/oz para el oro y de US$17/oz para la plata.

  1. Americas Gold and Silver: Mina Cosalá

El activo que produce principalmente plata Cosalá, de Americas Gold and Silver –que incluye la mina San Rafael– ha sido suspendido por un año debido a una disputa con el sindicato minero mexicano SNTMMSSRM.

El gremio ganó una votación sobre la representación sindical el año pasado, pero la empresa manifestó que el recuento se vio afectado por amenazas e irregularidades, y anunció que no planea invertir el capital necesario para reiniciar las operaciones.

La venta del activo podría ser la opción menos perjudicial para América.

  1. SilverCrest Metals

SilverCrest ha sido visto durante mucho tiempo como un atractivo objetivo de adquisición en momentos en que avanza con Las Chispas, el proyecto de plata de mayor rendimiento de México.

El estudio de factibilidad correspondiente debe realizarse a fines de enero.

La empresa sería una gran incorporación para una minera de nivel medio, dijo a BNamericas en junio el analista de Scotiabank Trevor Turnbull.

  1. Orla Mining

Orla es otro atractivo objetivo de adquisición.

La empresa avanza con su proyecto Camino Rojo, cuyo estudio de factibilidad actualizado publicado el 11 de enero informó una producción de 980.000oz de oro y 6,2Moz de plata durante una vida útil de 10,4 años, con un gasto de capital inicial de US$134mn.

La TIR se calcula en 62% con un precio del oro de US$1.600/oz.

Orla también tiene opciones de crecimiento de un depósito de sulfuros más grande en Camino Rojo y el activo Cerro Quema, en Panamá.

Fuente: