public

Mujeres en las empresas

COLUMNA Hace algunos años se obligó por ley la paridad en los cargos de elección popular en nuestro país, esto a fin de impulsar la equidad de género La participación

hace 2 meses

Última Publicación Reconocen a empresas asociadas al Clúster Minero de Chihuahua como socialmente responsables por Editorial public

COLUMNA

Hace algunos años se obligó por ley la paridad en los cargos de elección popular en nuestro país, esto a fin de impulsar la equidad de género

La participación de las mujeres en los puestos de alta dirección de las empresas aún es incipiente en México y conforme aumenta el nivel jerárquico se reduce todavía más en comparación a los hombres.

Esto además de representar condiciones laborales menos equitativas, les resta a las propias empresas, ya que la toma de decisiones pierde puntos de vista más diversos e innovadores, y está documentado que las compañías con mujeres en sus puestos directivos logran un mejor desempeño financiero.

La semana pasada, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en alianza con el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD) del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), presentó los resultados de una medición de la inclusión femenina, desde la plantilla laboral hasta los consejos de administración, en 182 empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En general, el estudio realizado observa que la representación de mujeres disminuye conforme aumenta el nivel jerárquico dentro de las compañías.

Mientras que la participación de mujeres alcanza el 36% en la plantilla laboral total, solamente un 11% ocuparon asientos en el consejo de administración de las empresas analizadas.

Esta última cifra se encuentra muy por debajo del promedio de 28% en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En Islandia la proporción de mujeres en los consejos de administración es de 47%.

De seguir la tendencia actual, los consejos de administración de las empresas mexicanas alcanzarán la paridad de género hasta el año 2057.

De las 182 empresas analizadas, la compañía con mayor porcentaje de mujeres en su consejo de administración pertenece al sector de telecomunicaciones, con un 43% de consejeras.

En las direcciones relevantes (se consideran la dirección general, finanzas y áreas jurídicas) las mujeres ocupan el 12% del total de los puestos.

De hecho, únicamente 7 empresas de las 182 analizadas tienen a una mujer en la dirección general. Además, las mujeres ocupan solo el 10% del total de las direcciones de finanzas y el 21% de las direcciones de áreas jurídicas.

Por otra parte, el 68% de las empresas analizadas no cuentan con mujeres en ninguna de sus tres direcciones relevantes. De acuerdo con el IMCO y el CIMAD, de contar con al menos un 30% de mujeres en las posiciones de liderazgo (consejos de administración, direcciones generales y puestos ejecutivos) esto llevaría a un incremento del 15% en la rentabilidad de las empresas.

Para impulsar la atracción y retención de talento femenino en las compañías mexicanas, ambas instituciones proponen:

1. Robustecer la normatividad con perspectiva de género que tienen que cumplir las empresas para generar información como la conformación de su plantilla laboral por nivel jerárquico, así como difundir las políticas de inclusión que tienen a su interior.

2. Desarrollar programas de becarias con la expectativa de que posteriormente éstas sean consideradas para puestos más elevados dentro de la compañía.

3. Alinear los planes de estudio de Educación Superior con las necesidades del mercado laboral, para desarrollar habilidades que permitan impulsar la especialización de las jóvenes y atiendan la demanda actual de empleos.

Hace algunos años se obligó por ley la paridad en los cargos de elección popular en nuestro país, esto a fin de impulsar la equidad de género. Gracias a esto, hoy las mujeres participan más que nunca en política.

No obstante, como vemos, aún está pendiente una mayor paridad en el mundo laboral privado y sobre todo en cargos directivos de las empresas. Es fundamental lograrla si aspiramos a vivir en una sociedad más justa para las mujeres.

Twitter: @gomezreyna

Editorial

Publicado hace 2 meses

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.