public

Nueva legislación minera de México podría obstaculizar proyectos

La nueva legislación mexicana para el sector minero que entró en vigencia durante el mes de mayo podría entorpecer el avance de proyectos. Las reformas las aprobó por la vía

hace un año

Última Publicación ArcelorMittal México Recupera Operaciones Tras Bloqueo de 56 Días por Editorial public

La nueva legislación mexicana para el sector minero que entró en vigencia durante el mes de mayo podría entorpecer el avance de proyectos.

Las reformas las aprobó por la vía rápida el Senado y se publicaron en el Diario Oficial a pesar de las críticas de la oposición y el sector privado.

La duración máxima de las concesiones se redujo de 100 a 80 años y se otorgaron derechos exclusivos de exploración al servicio geológico SGM u otras entidades federativas, entre varias disposiciones.

La nueva legislación establece que para el inicio de obras de minería y construcción, la concesionaria deberá obtener las autorizaciones, permisos y concesiones necesarias ante las autoridades federales, locales y municipales correspondientes.

Se supone que la ley se aplicará a las nuevas concesiones adjudicadas mediante licitaciones después de la exploración realizada por SGM porque no puede ser retroactiva, dijo a BNamericas un experto legal en minería, que pidió permanecer en el anonimato.

Sin embargo, mientras no exista una regulación, esto podría dar lugar a confusión, añadió el abogado.

El gobierno debe emitir las reformas correspondientes a las disposiciones reglamentarias dentro de los 180 días siguientes a la entrada en vigencia de la ley a principios de mayo.

La nueva legislación también obliga a las concesionarias a solicitar autorización a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales —dentro del año siguiente a su entrada en vigencia— para el programa de restauración, cierre y postcierre de minas.

Además, los titulares de concesiones hídricas nacionales que realicen actividades de exploración o minería tendrán 90 días para solicitar a la autoridad Conagua la regularización de su situación jurídica.

Sin embargo, los solicitantes de una concesión nacional para el uso industrial del agua en la minería deben presentar previamente la autorización para el programa de restauración, cierre y postcierre de la mina.

La nueva ley minera también establece la obligación de realizar estudios de impacto social por cada concesión minera otorgada y presentar el estudio de impacto ambiental y el programa de manejo de residuos.

Ahora también se puede cancelar una concesión minera cuando no se presenten informes sobre posibles daños o riesgos al equilibrio ecológico.

RETRASOS DE PROYECTOS

Las empresas que enfrentan problemas con la obtención de permisos para avanzar con sus proyectos podrían sufrir más contratiempos debido a las nuevas regulaciones.

La canadiense Minera Alamos completó en abril la documentación necesaria para proceder formalmente con el proceso de obtención de permisos para su proyecto Cerro de Oro, en el estado de Zacatecas, seis meses después que lo esperado y luego de alcanzar sus umbrales iniciales de producción comercial en el proyecto Santana (en la foto), en Sonora, a fines de 2022.

Minera Alamos anunció el miércoles que acordó con bancos un paquete de financiamiento de US$25 millones para los limitados requisitos de capital asociados a la planificación de la construcción de la mina Cerro de Oro, cuyo inicio está previsto para el próximo año.

En septiembre pasado, el director de Alamos, Doug Ramshaw, manifestó que la construcción de Cerro de Oro debería comenzar en el segundo semestre de 2023.

"Simultáneamente con la obtención de los permisos, la compañía está planificando trabajos metalúrgicos y de perforación adicionales que informarán el plan operativo final para la mina propuesta", anunció la firma con sede en Toronto en un informe de mayo.

Y Equinox Gold, con sede en Vancouver, indicó a fines de febrero que trabaja para fortalecer las relaciones con las comunidades que rodean su mina mexicana Los Filos después de posponer la decisión de construir una planta de lixiviación de carbono (CIL) hasta al menos 2024 debido al riesgo continuo de bloqueos, entre otras razones.

La planta CIL de 10.000t/d aún no ha sido aprobada tras un bloqueo comunitario temporal en septiembre en Los Filos.

El CEO, Greg Smith, puntualizó en ese momento que cualquier decisión de continuar con la expansión de US$318 millones de Los Filos se adoptará considerando la estabilidad operativa en la región, las condiciones del mercado y la disponibilidad y el costo del capital.

Con ese fin, la minera canadiense dijo en febrero que había estado fortaleciendo su equipo de relaciones comunitarias en Los Filos en los últimos meses.

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.