Peñoles concluyó la construcción de la mina Capela, en Guerrero, cuya operación inició en febrero de 2020, con una inversión total de 334 millones, de los cuales 83.9 millones de dólares se ejercieron en 2019.

Esta nueva unidad minera, construida con tecnología de punta, cuenta con una capacidad de molienda y procesamiento de 4 mil 500 toneladas diarias de mineral, para producir un promedio anual de 4.7 millones de onzas de plata, 40 mil toneladas de zinc, ocho mil 600 toneladas de plomo y siete mil de cobre, contenidos en concentrados de plomo, zinc y cobre.

Asimismo, generará un total de 650 empleos.

Mina Capela

El inicio de operaciones de la mina Capela estaba previsto en el tercer trimestre de ese año; sin embargo, hubo retrasos en la interconexión a la línea de transmisión de Comisión Federal de Electricidad (CFE) para abastecer electricidad a las instalaciones y se realizaron pruebas de operación a los equipos y procesos, mismas que continuaron durante la mayor parte del primer trimestre de 2020, con carga de mineral de manera paulatina.

Aunque en febrero la mina Capela inició la producción de concentrados, aún se realizaron ajustes a los procesos de trituración, molienda y flotación.

Inversiones de la empresa

Las inversiones en activos fijos de Peñoles fueron de 913 millones de dólares en 2019, 122 por debajo del año anterior.

En tanto, la inversión en exploración fue de 208, cantidad 8.3% menor a la del ejercicio previo.

Los recursos se destinaron primordialmente a reponer e incrementar las reservas en las minas en operación y a fortalecer la cartera de proyectos y prospectos de exploración.

En el proyecto polimetálico Reina del Cobre, en Durango, se detectaron recursos minerales que podrían generar reservas adicionales para la unidad Velardeña o una mina satélite.

También se intensificaron los trabajos de barrenación profunda en la zona de influencia de la mina Bismark, en Chihuahua; sin embargo, los resultados no cumplieron con las expectativas para generar recursos suficientes que incrementen su vida operativa.

Asimismo, Fresnillo plc condujo una intensa campaña de exploración en sus minas operativas. Se hicieron estudios metalúrgicos y geotécnicos del proyecto de oro Orysivo, en Chihuahua, para integrar su factibilidad.

Las perforaciones para nuevos proyectos se dieron en diferentes blancos ubicados en los distritos de Guanajuato, Fresnillo y Herradura.