El júbilo y la pasión por el fútbol creció entre niños, niñas y adolescentes que gustan de este deporte. Desde 2011, Peñoles incentivó a miles de jugadores que sienten tocar la gloria cada vez que el balón cruza la portería, con la celebración de la Copa Santos Peñoles.

Cada edición de la Copa ha reunido a cientos de equipos en una justa deportiva en la cual el ambiente familiar predomina, así como el juego limpio y la pasión por el deporte. Además de beneficiar a la economía de la región, al recibir a cientos de competidores nacionales y del extranjero.

En cada encuentro la emoción está presente, los gritos y porras de los asistentes, pero sobre todo, el entusiasmo de los jugadores que en 2019 registraron un récord histórico al contar con 288 equipos inscritos. La apertura de categorías especiales, dejó huella de la contribución de Peñoles en favor de la inclusión.

Mención aparte merece el uso de la cancha del Territorio Santos Modelo, en donde los amantes del balompié recuerdan las jugadas de sus ídolos del fútbol profesional, lo que lleva a otro nivel la adrenalina en cada punto que ahí se disputa.

Competencia y buen ambiente es lo que prevalece en cada encuentro, familias y amigos apoyando a los jugadores quienes en la cancha demuestran su pasión por el balompié. Desde la categoría infantil hasta la juvenil no dudan en esforzarse con integridad para lograr la anotación que lleve a su equipo a ganar la Copa.

Convivencia, energía, actividades de integración familiar y sobre todo alegría, es lo que se ha vivido desde hace nueve años en cada uno de los encuentros, mismos que reciben a los jugadores foráneos con entusiasmo para que tengan una buena impresión de lo que ofrece La Laguna. Este 2020, el torneo debió aguardar esperando que la contingencia sanitaria pase mientras los jugadores se preparan y mantienen su condición física.

Peñoles confirma su contribución al deporte a través de la Copa Santos Peñoles, mostrando la importancia de que niños niñas y adolescentes dediquen espacio a la práctica de actividades físicas para lograr un desarrollo equilibrado.

Fuente: Milenio