Peñoles recibió por decimosexta ocasión consecutiva el distintivo Ética y Valores en la Industria por parte de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), por su consolidada responsabilidad corporativa, con la cual contribuye a preservar y mejorar el entorno de sus colaboradores, además de beneficiar a las comunidades aledañas a sus unidades operativas.

La minera mexicana fue distinguida en el marco de la Reunión Anual de Industriales 2020 “Construyendo una Industria del Futuro (I4.0 Mx): Retos Inmediatos”. La entrega del premio, que realiza CONCAMIN desde el año 2001, en esta ocasión y derivado de la actual contingencia sanitaria, fue desarrollada de manera virtual.

Fernando Alanís, director General de Peñoles, señaló que “Peñoles mantiene el compromiso de forjar mecanismos y políticas que fortalezcan a la empresa y la lleven a ser un ejemplo de responsabilidad y un espacio en el que prevalece la transparencia y la ética corporativa, donde la única apuesta permanente sea ser mejor cada día para beneficio de los colaboradores, sus familias y la comunidad”.

Peñoles mantiene una política de cero tolerancia a la corrupción y al soborno, por lo cual cada año el personal refrenda su compromiso ético guiados por un Código de Conducta, a la par que la compañía evalúa el ambiente laboral para asegurarse de que sea el propicio para que sus colaboradores desarrollen sus funciones. También el desempeño de sus operaciones está apegado a principios de sustentabilidad nacionales e internacionales en los que prevalece la transparencia y la ética como ejes rectores de su cultura corporativa.

Asimismo, cuenta con una estrategia de impacto social con diversos programas de vinculación, para contribuir en la mejorar de la calidad de vida de las familias de los municipios donde tiene unidades operativas.

La CONCAMIN promueve la cultura de ética y valores en los negocios, con la finalidad de mejorar la competitividad de las empresas. Para otorgar este reconocimiento se evalúa el sistema y metodología que las empresas han establecido para organizar, normar, difundir, medir, evaluar y mejorar la incorporación de la cultura de responsabilidad social corporativa.