Raúl Gastulo Palacios [email protected]
¿Cuál es su balance con respecto a la producción minera de 2015?

–Fue positivo. La entrada en operación de importantes megaproyectos, como Constancia (Cusco) y Toromocho (Junín), permitió una recuperación significativa de la producción minera, principalmente de cobre. A ello se sumó el avance de Antamina, que en 2014 bajó su extracción por explotar zonas de baja ley, pero se niveló el año pasado.

–La minería creció el año pasado a tasas de dos dígitos. ¿Este año se repetirá ese escenario?

–Sí, el sector seguirá creciendo este año a tasas de dos dígitos y yo diría que debería tener una cifra mayor a la alcanzada en 2015, explicada por el inicio de operaciones de megaproyectos más grandes (Las Bambas y Cerro Verde).

Esperamos que estas grandes minas, sumadas a las que ya se encuentran activas, impulsen un crecimiento de dos dígitos para 2017, aunque con menor intensidad que este año.

–¿Cuándo sería la producción de cobre este año?

–La producción de cobre en 2015 llegó a 1.7 millones de toneladas, un alza de 23%. Estimo que este año la expansión de la producción será igual, con lo cual cerraría en cerca de 2.2 millones de toneladas.

–¿La minería impulsará la economía de este año?

–Esa es una pregunta que deberías hacerla al ministro de Economía y Finanzas, porque es quien maneja las cifras macroeconómicas, pero lo que sí podría decir es que la minería quizá aporte un punto porcentual al crecimiento del producto bruto interno (PBI) de este año, y eso es importante.

–¿Como posiciona al Perú a escala mundial esta significativa producción de cobre?

–La entrada en operación de Las Bambas (Apurímac) y Cerro Verde (Arequipa) permitirá que el Perú vuelva a ser el segundo productor mundial de cobre. Además, en 2017, tres de las cinco minas más grande del mundo estarán en el Perú, lo que demuestra que seguimos siendo competitivos, pese a los precios bajos de los metales.

–Pero los bajos precios de los metales están ocasionando el cierre de minas en diversos países ¿Esto también ocurre en el Perú?

–En absoluto. Solo se suspendieron las operaciones en la mina Iscaycruz, de Glencore, por altos costos operativos, pero nada más. Mientras que en Chile, la empresa estatal Codelco cerró unidades que en conjunto producían 500,000 toneladas, y eso sucedió cuando el precio del cobre era de 2.50 dólares la libra.

En Estados Unidos, Europa y África se están paralizando diversas unidades mineras por los bajos precios, y presionan a Chile y el Perú para que reduzcan sus producciones, porque a partir de este año solo estos dos países concentrarán el 50% de la producción mundial.

–¿A cuánto ascenderá la inversión minera este año?

–Desde 2013 se observó una reducción de las inversiones por factores externos, que todos ya conocemos. En 2015 habríamos cerrado en 7,500 millones de dólares y este año alcanzaremos los 6,500 millones.

–¿Cuál es la cartera de proyectos que se le dejará a la próxima administración?

–Hablamos de un portafolio cercano a los 55,000 millones de dólares, que lo conforman en su mayoría proyectos de mediana envergadura. Otro punto importante es que dejaremos encaminadas iniciativas como Tambomayo (Arequipa), Shahuindo (Cajamarca), Crespo (Cusco), Inmaculada (Ayacucho), Corani (Puno), Ollaechea (Puno) y San Gabriel (Moquegua), los cuales en conjunto representan una inversión de 4,000 millones de dólares. A ello se suma la ampliación de las minas Marcona (Ica) y Toquepala (Tacna), las cuales comprometen inversiones por 1,500 millones y 1,200 millones, respectivamente

–¿Y cuál es el legado de este gobierno en cuanto a la reducción de trámites?

–Dejamos un entorno más competitivo en el tema normativo. Con el D.S. 054-2013 se logró la modificación para que las empresas puedan efectuar cambios pequeños en su estudio de impacto ambiental (EIA) para que no afecten a la población. Asimismo, se publicó el D.S. 040-2014, que permite a la empresa utilizar parte del EIA de su fase exploratoria para su proceso de explotación.

Producción al alza

En 2015 observó el crecimiento en todos los metales, excepto el estaño, que cayó 15.56%. Así, el cobre creció 23.46%; zinc, 8.06%; plata, 8.86%; oro, 3.52%; hierro; 1.78%; molibdeno, 18.43%; tungsteno, 79.93%, y plomo, 13.88%, informó el Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Respecto a la producción de plata, el alza se debe a la recuperación de 45.70% en Antamina (Áncash); así como a un mejor rendimiento en las minas de Buenaventura (8.07%).

Datos

Más de 55,000 mineros artesanales ingresaron al proceso de formalización, de los cuales 1,200 ya culminaron el proceso, precisó el viceministro Shinno.

Los megaproyectos mineros Las Bambas, Cerro Verde y Toromocho producirán más de 1.1 millones de toneladas métricas finas de cobre al año, lo cual significará un aporte importante para la economía.

La producción de oro alcanzó un crecimiento de 3.52%, lo cual se vio sustentado por pequeños incrementos en las regiones de Áncash, Madre de Dios y Cusco.

Fuente: El Peruano