América Latina seguirá siendo un destino de referencia para las empresas canadienses de exploración y explotación en 2021 a pesar de los desafíos actuales que plantea el COVID-19, según Felix Lee, presidente de la Asociación de Prospectores y Desarrolladores de Canadá (PDAC).

La región alberga depósitos de clase mundial y un potencial significativo para descubrimientos, señaló Lee a BNamericas después de la convención anual de la asociación realizada este mes, uno de los encuentros más grandes de la industria minera a nivel mundial.

Debido a la pandemia, el evento fue la primera convención virtual en los 89 años de historia de PDAC.

Es probable que el COVID-19 siga siendo la mayor amenaza que enfrente el sector minero en 2021, según Lee, con nuevas olas de contagios, restricciones de desplazamiento y estrictos protocolos sanitarios que pesan sobre la exploración y el desarrollo de proyectos, al tiempo que aumentan los costos para los productores.

BNamericas: ¿Cómo ve el estado de ánimo del sector minero?

Lee: El potencial de las vacunas para devolver algo de la normalidad prepandémica sería un gran beneficio para el sector y particularmente para aquellas empresas que operan en entornos remotos, ya que cosas como el acceso al sitio y los esfuerzos de participación de las partes interesadas pueden volverse más simples.

Podría permitir que los exploradores de minerales se concentren en sus fortalezas, en la creación de valor y el avance de proyectos. Hubo un repunte notable de muchos commodities como el cobre, el oro y la plata en 2020 y si los precios de estos metales se mantienen en los niveles actuales, sería un buen augurio para los esfuerzos de recaudación de capital de la industria y respaldar o impulsar los precios de las acciones durante el próximo año.

Las restricciones de desplazamiento y la capacidad de acceder a proyectos de exploración y operaciones mineras tanto a nivel nacional como en todo el mundo es un desafío para los miembros de la asociación. Además, la identificación de problemas potenciales relacionados con el acceso al sitio será un desafío continuo a corto plazo.

Un resurgimiento del COVID-19 es probablemente el mayor riesgo para la industria al entrar en 2021.

Todavía hay muchas regiones a nivel nacional y en el extranjero que tienen restricciones de viaje y estrictos protocolos que pueden afectar gravemente la capacidad de las empresas para acceder a los sitios, transportar personas y materiales, realizar procesos de due diligence y hacer que los proyectos avancen.

Sin duda, nuestra industria ha aprendido mucho en 2020 sobre cómo operar dentro de esta nueva realidad, pero existen limitaciones en lo que pueden hacer las empresas si no se contiene la pandemia y persisten los principales problemas de seguridad pública durante todo el año.

BNamericas: ¿Qué importancia tiene Latinoamérica para las empresas mineras y de exploración canadienses y cuáles son las fortalezas y desafíos clave de la región?

Lee: América Latina es y sin duda seguirá siendo importante para las empresas canadienses de exploración y minería, ya que la considerable cantidad de recursos minerales y el potencial para nuevos descubrimientos significa que la región seguirá atrayendo actividad de exploración.

Latinoamérica alberga muchos depósitos de clase mundial, la mayor cantidad de activos mantenidos por empresas canadienses fuera de Canadá y se espera que la mayoría quiera estar activa y continuar avanzando con proyectos durante el año.

BNamericas: ¿Qué tan bien se han adaptado las mineras canadienses al COVID-19 y qué tan grande es el desafío que representa la pandemia para las mineras canadienses que operan en América Latina en 2021? ¿Cuáles son los principales impactos persistentes este año?

Lee: En Canadá, los más notables son similares a los que experimentan prácticamente todas las industrias, ya que las medidas sanitarias y seguridad de la fuerza laboral son actualmente primordiales, lo que significa que la dotación de personal y la gestión de las operaciones se han vuelto mucho más desafiantes en el entorno actual.

Muchas empresas de nuestra industria han brindado apoyo directo a las comunidades y las partes interesadas, han sido fundamentales para agregar los recursos necesarios a través de esta pandemia y, a menudo, han llenado un vacío donde el apoyo del gobierno no ha sido suficiente.

Esto se aplica a las empresas que operan tanto en Canadá como en el extranjero. A medida que avance el 2021, habrá una necesidad continua de protocolos y recursos mejorados para garantizar que las personas permanezcan seguras.

BNamericas: Con una inmensa presión sobre las finanzas gubernamentales a nivel mundial debido a la pandemia, ¿cuán preocupados están las mineras y exploradoras de Canadá con respecto al nacionalismo de los recursos, particularmente en Latinoamérica?

Lee: El brote de COVID-19 ha provocado que la mayoría de las empresas enfrenten mayores costos a corto plazo en relación con los recursos humanos y las prácticas sanitarias y seguridad.

Estos factores podrían tener impactos sostenidos en los costos en el futuro, incluida la rentabilidad potencial de las minas y la viabilidad de los proyectos de exploración.

Las restricciones de viaje y la capacidad de acceder a proyectos de exploración y operaciones mineras tanto a nivel nacional como en todo el mundo agregan otro desafío para los miembros de PDAC.

Muchas empresas canadienses de la industria minera trabajan regularmente en el extranjero y deben evaluar continuamente los riesgos asociados con cualquier proyecto, pero una cosa que es consistente son los depósitos de clase mundial o el descubrimiento potencial de tales depósitos continuará atrayendo la actividad de exploración.

Trabajar en cooperación con los gobiernos anfitriones, las partes interesadas y los titulares de derechos es una parte fundamental para tener éxito en la industria minera y PDAC tiene como objetivo ayudar a nuestros miembros a explorar de manera responsable a través de nuestra convención anual y herramientas para miembros como el marco PDAC e3Plus.

BNamericas: Respecto a los temas ambientales, sociales y de gobernanza [ESG] presentes en la minería, impulsados en parte por las demandas de los inversionistas, ¿cómo están respondiendo las empresas canadienses del rubro? ¿Qué papel desempeñan en el impulso de las mejoras de ESG en América Latina?

Lee: A medida que los gobiernos y los organismos independientes trabajen para tomar medidas climáticas, los metales críticos solo crecerán en importancia para Canadá y a nivel mundial.

Por ejemplo, la energía renovable y los vehículos eléctricos son medios clave para reducir las emisiones globales y dependen de la exploración, extracción y producción confiable y eficiente de minerales críticos.

Los minerales y metales canadienses se extraen de manera responsable con los más altos estándares ambientales, de salud y seguridad, y con un compromiso con el impacto social positivo.

Los clientes exigen saber que los minerales que utilizan se obtienen de la manera más sostenible y responsable. Y Canadá puede cumplir.

Las empresas canadienses continúan liderando el camino con respecto a las mejores prácticas de ESG y las divulgaciones públicas. Teniendo esto en cuenta, a medida que la demanda de los inversores se centra más en los factores ESG, significa que las empresas públicas deberán seguir el paso independientemente del país en el que puedan residir u operar.

Fuente: Bnamericas