Para su reinicio de actividades, el sector minero afirmó apegarse a estrictos protocolos sanitarios para garantizar la salud de sus trabajadores, por lo que algunas empresas integran a sus medidas la aplicación de pruebas rápidas para descartar posibles casos.

Las mineras retomaron sus actividades una vez aprobados sus protocolos por la subsecretaría de Minas, en primera instancia, y por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en los cuales se incluyen filtros sanitarios, sanitización en las instalaciones, elaboración de cuestionarios, reforzamiento de la sana distancia y uso de gel antibacterial, capacitación, transporte de obrero a los centros laborales a menor capacidad y equipo de protección personal (EPP) adicional.

Dentro de la reactivación gradual de Compañía Minera Cuzcatlán, de Fortuna Silver Mines, en Oaxaca, destaca la administración de pruebas rápidas o serológicas a su personal en un área sanitizada para la toma de muestras, donde el personal médico a cargo porta un equipo de protección personal especial.

"Todos nuestros colaboradores deben someterse a una prueba rápida antes de reincorporarse a sus actividades, de esta manera podremos identificar cualquier caso sospechoso preventivamente, aislarlo y canalizarlo con la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria", comentó Luiz Camargo, presidente país de la empresa.

Por su parte, Industrias Peñoles elaboró planes de retorno para cada una de sus unidades operativas que determinan el regreso paulatino del personal, el cual será revisado antes de ingresar mediante monitoreos permanentes en filtros sanitarios, además, se tomó la decisión de aplicar pruebas rápidas conforme se requieran de acuerdo a los protocolos médicos.

En Peñasquito, de Newmont, en Zacatecas,  la prueba rápida es parte de los protocolos implementados, misma que se implementó en el By Pass o acceso de la mina para el 100 por ciento de las personas que ingresan al desarrollo, tanto a los contratistas como a los empleados.

En los puntos de ingreso del personal de Grupo México se incluye a sus protocolos la toma de temperatura con scanner para garantizar precisión y certeza sobre el estado de salud de cada persona, conforme avance el proceso de reactivación definirá acciones en atención a indicaciones de las autoridades y al semáforo epidemiológico.

Fuente: El Mural