La producción minera de México se incrementó en marzo, impulsada por fuertes aumentos en el carbón no coquizable, la fluorita y el oro.

El volumen general creció 1,6% respecto del mismo mes del año pasado, según la agencia de estadísticas Inegi.

La producción retrocedió 0,4% en febrero y 1,7% en marzo.

INCREMENTO EN MARZO

La producción de carbón no coquizable se elevó 54,2% a 432.757t, la de fluorita subió 18,1% a 89.993t, y la de oro aumentó 15,5% a 7.118kg (229.000oz).

El volumen de azufre creció 11,5% a 30.269t, mientras que el de pélets de hierro y plata hizo lo propio 4,0% y 3,4%, respectivamente, a 497.150t y 359.039kg.

El coque registró la mayor caída, de 20,5% a 48.074t, seguida del zinc, con una baja de 16,9% a 36.308t, y del plomo, que disminuyó 8,7% a 14.178t.

La producción de cobre retrocedió 7,3% a 40.350t, en tanto que la de yeso bajó 0,8% a 522.314t.

CIFRAS DEL 1T

Para el primer trimestre, la producción subió 2,3% frente al mismo período de 2020, con aumentos en el carbón no coquizable, el oro, la fluorita y la plata y disminuciones en todos los demás minerales.

La industria minera mexicana se vio afectada por los confinamientos derivados de la pandemia de COVID-19 en abril-mayo del año pasado, antes de reanudar las operaciones bajo estrictos protocolos sanitarios a principios de junio.

México es el mayor productor de plata y uno de los diez principales proveedores de oro, cobre, plomo y zinc.

Fuente: BNamericas