public

“Quiero que mi hijo se sienta orgulloso de su madre minera”

Para algunas, doble desafío: ser padres y madres de los hijos Por muchos años, el sector minero fue dominado principalmente por la mano de obra masculina, pero con el avance

hace un año

Última Publicación Mineras en Auge por la Inteligencia Artificial por Editorial public

Para algunas, doble desafío: ser padres y madres de los hijos

“Quiero que mi hijo se sienta orgulloso de su madre minera” | El Imparcial de Oaxaca
Mayra Martínez Arango

Por muchos años, el sector minero fue dominado principalmente por la mano de obra masculina, pero con el avance de la tecnología y el esfuerzo que diariamente realizan las mujeres oaxaqueñas, les ha permitido colocarse en áreas estratégicas de la minería.

Desde hace más de 13 años, un grupo de madres originarias del municipio de San José del Progreso, destacan por su disciplina, empeño y profesionalismo en la Compañía Minera Cuzcatlán, donde ahora son el pilar de la empresa y de sus familias.

Mayra Martínez Arango, quien ingresó como ayudante en general, ahora es la operadora de una máquina macizadora de materiales de concreto a más de 700 metros de profundidad, siendo una de las primeras mujeres en laborar al interior de una mina.

Aunque a un principio tenía miedo por el tipo de trabajo, mi inspiración fue mi hijo porque quería estar cerca de él, si no me hubiera empleado en la comunidad, tendría que dejarlo para ir a buscar nuevas oportunidades, pero la mina me dio la oportunidad, a veces pensaba en rendirme, pero mis compañeros me impulsaron a seguir hacia delante, ahora quiero que mi hijo se sienta orgulloso de tener una madre minera”, destacó.
Aurora Arango Gopar

Aurora Arango Gopar, es otra de las madres luchadoras y que se abre camino en el sector minero, esto pese a los mitos que existen en las comunidades indígenas de Oaxaca, donde se tenía la creencia que cuando las mujeres ingresaban a las minas, los túneles se inundaban.

La primera oportunidad que tuve fue trabajar en el área de medio ambiente, pero mediante la capacitación fui escalando, después me pasé al área de malacate y ahora estoy en las actividades operativas, como madres es una doble responsabilidad porque primero tenemos que cuidar de nuestras hijas e hijos y de la misma manera tenemos que hacer nuestro trabajo con mucha responsabilidad porque de ello dependemos para sacar hacia delante nuestra familia”, destacó.
Rosalba González Porras

Rosalba González Porras de 52 años de edad, también forma parte del 20 por ciento de la mano de obra femenina que labora en la Compañía, pues las mujeres son piezas fundamentales para la operación minera en San José del Progreso.

Mi abuelita tiene 999 años y cuando se enteró que iba a trabajar en la mina se sorprendió porque en el pueblo la minería existe desde hace más de 100 años, mi abuelo fue minero y todo el tiempo los que trabajaban en esta actividad eran hombres, la tecnología y la organización de las empresas ha cambiado, durante mi ingreso laboré en el área de medio ambiente y ahora soy la responsable del área de comedor”.

La madre de familia expuso que en sus primeros años fue un doble desafío el poder laborar en el sector minero, pues sus paisanos le recomendaban no hacerlo por los conflictos que se había creado en la comunidad con los grupos anti-mineros.

Después no creían que las mujeres pudieran emplearse, pero fue más difícil para mí porque soy madre soltera y eso significaba un doble desafío, dejar a mis muchachos en casa e irme a trabajar, tenía que educarlos para que siguieran por buen camino sin descuidar mis labores, pero gracias Dios todo ha salido bien y como madres hemos salido hacia delante”, apuntó.

Fuente: imparcialoaxaca.mx

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.