El oro, la plata y el platino son los metales preciosos más conocidos, pero hay uno que es el más valioso del mundo: el rodio.

Aunque la creencia popular es que el oro es el metal más caro del planeta, en la actualidad no es así, ya que el metal más caro del mundo es el rodio, superando al platino y al oro.

Es posible que no hayas escuchado hablar de él, porque se utiliza principalmente en los catalizadores de gasolina de los autos para disminuir las emisiones tóxicas y en la industria espacial.

alt

Según David Holmes, vicepresidente sénior de comercialización y venta de Heraeus Metals en Nueva York, comenta que “en la medida que el control de emisiones sigue aumentando, la industria automotriz requiere más cantidad de rodio para cumplir los objetivos medioambientales”.

Es importante tomar en cuenta que el rodio es un producto subsidiario de otras actividades mineras. En Sudáfrica, que es donde se concentra el 80% de la producción, es un subproducto del platino y en Rusia, el segundo productor del metal, es un subproducto del níquel. Sus usos comerciales son variados debido a que conduce muy bien la electricidad, el calor y que es muy maleable, siendo ésta una de las razones, junto con su escasez, responsables de su elevado precio.

A lo largo de los últimos años, el precio del rodio no ha hecho más que subir. Hace una década, el precio llegó a un máximo de US$10.000 la onza (28 gramos), bajó casi a US$1.000 en un año, llegó al mínimo de US$639 en agosto de 2016 y en marzo de 2019 el precio del rodio subió un 30% llegando a superar los US$3.000 la onza.

Actualmente su precio ha experimentado un crecimiento espectacular y analistas del mercado dicen que podría seguir subiendo debido a que recientemente el valor del platino ha caído y la minera Impala Platinum Holdings anunció que reducirá un tercio de su producción en Sudáfrica a partir de ahora y hasta 2021, generando un efecto al alza en este metal porque será más escaso y como no hay minas de rodio, no hay un mercado de futuros, existe una limitada cantidad de barras de rodio puro y además son muy pocos los inversionistas que participan del negocio.

Aunado a lo anterior, China ha incrementado su apetito por el metal, en medio de su campaña por reducir las emisiones contaminantes, así que es probable que el precio aumente.

Es así es que, muy probablemente, mientras la producción de rodio esté disminuyendo, la demanda de este metal seguirá aumentando y con ello su valor.

Otros usos del rodio

En general, el rodio es muy valorado porque aumenta la dureza de otros elementos y es por eso que se utiliza en aleaciones con platino o paladio con el objetivo de conseguir una alta resistencia a la corrosión.

En la Industria

Entre los usos de este tipo de aleación podemos encontrar el rodio en bobinas de hornos, distintos elementos de laboratorios o en los reactores de turbina.

En joyería
alt

En la joyería, se usa en ínfimas cantidades para aumentar la resistencia del oro y darle una apariencia más brillante.

En automóviles

Se utiliza en los convertidores catalíticos de los coches, que son una parte del tubo de escape que se utiliza para reducir la emisión de gases del motor a la atmósfera. En los nuevos coches impulsados por hidrógeno también es necesario el uso de rodio.

En espejos

Dado que se trata de un metal muy reflectante, el rodio se usa en algunos equipos ópticos, en cámaras fotográficas y en algunos tipos de espejos, aunque evidentemente, por su elevado precio, no en todos los espejos.

Fuentes:subastasgema.com bbc.com oroinformacion