La CTM se abstendrá de participar en el recuento de trabajadores de la mina San Rafael, en Cosalá, Sinaloa, a realizarse el 17 de septiembre, a pesar de que detenta el contrato colectivo de trabajo, debido al clima de violencia provocado por el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, que provocó el anuncio de la empresa, de origen canadiense, de que cerrará definitivamente sus operaciones en México, después de casi nueve meses de un paro ilegal en sus instalaciones.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

Al anunciar lo anterior, Javier Villarreal Gámez, subsecretario del Trabajo del Comité Nacional de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), afirmó que, en el momento de votar para definir a que sindicato desean pertenecer, los mineros deberán analizar la situación prevaleciente y la denuncia de la empresa de que Gómez Urrutia la trató de extorsionar y por eso dejará el país.

El también secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero-Metalúrgica de la CTM, explicó que esa central obrera detenta desde 2019 el contrato colectivo de trabajo de la mina, operada por la empresa Triturados del Noroeste, filial de la canadiense Americas Gold and Silver Corporation, con sede en Toronto.

Denunció que el activista político electoral, Yasser Beltrán, ajeno a la comunidad de Cosalá, impulsó la demanda de titularidad del contrato a nombre de la CTM, con el objetivo de obtener beneficios personales, a través de la operación y facturación de todo el transporte interno y externo de la mina.

“Como sindicato minero de la CTM, defendemos y apoyamos a los trabajadores y no quisimos prestarnos a apoyar las pretensiones de extorsión y chantaje de Yasser Beltrán, quien presionó a la compañía, respecto a temas, como la seguridad de la mina y una supuesta contaminación del medio ambiente, sin tener pruebas, con el fin de obtener beneficios económicos”, aseguró.

Indicó que, al no encontrar respaldo de la CTM, “Yasser Beltrán buscó el apoyo de Napoleón Gómez Urrutia, experto en extorsiones, chantajes y huelgas eternas, quien de inmediato apoyó un paro ilegal de actividades de la mina, mediante un despojo violento de las instalaciones de la empresa, a partir del 26 de enero”.

“Sin tener representación legal alguna, el senador Gómez Urrutia promovió el paro ilegal de actividades, por medio de una minoría de trabajadores y grupos de choque, ante la complacencia de las autoridades federales”, enfatizó.

Comentó que, a partir de ese momento, el sindicato minero de la CTM determinó separarse por completo de la actividad sindical en la mina de Cosalá, situación aprovechada por Gómez Urrutia para presentar una demanda de titularidad del contrato colectivo de trabajo, cuyo recuento de votos se realizará el 17 de septiembre.

Villarreal Gámez destacó que en el recuento participarán la agrupación napista y el Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Frente, encabezado por Carlos Pavón. Consideró que, en caso de obtener el triunfo Gómez Urrutia, se espera una paralización de labores de la mina por muchos años más, lo que afectaría el sustento de toda la comunidad de Cosalá, como sucedió con Taxco, Guerrero, en donde el legislador morenista mantiene una huelga que lleva 13 años.

Fuente: Enlace con prensa

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera