La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aprobó de forma condicionada la ampliación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), solicitada por la Minera y Metalúrgica del Boleo para la explotación de cobre, cobalto y zinc en 446 hectáreas durante un periodo de 16 años en el municipio de Mulegé, informó el alcalde Felipe Prado Bautista.

Luego de una consulta a los ciudadanos de las cuatro principales comunidades del municipio de Mulegé: San Ignacio, San Bruno, Heroica Mulegé y Santa Rosalía, en la que el 89 por ciento de los 2,481 participantes votaron a favor de la ampliación, la Semarnat notificó a la empresa el resolutivo.

El presidente municipal de Mulegé celebró la autorización, pero explicó que las operaciones en la nueva superficie tendrán que esperar de tres a cuatro meses, mientras la empresa cumple con todos los requisitos que le pidió la Semarnat.

Mencionó que la minera cuenta con más de mil 500 trabajadores, pero hace unas semanas comenzó a dar descanso a cientos de ellos porque las vetas que tenía autorizadas se agotaron y por eso la urgencia de contar con el permiso de ampliación.

Puntualizó que empresarios del Boleo viajarán a la ciudad de México para gestionar el inicio de actividades mineras, mientras van cumpliendo los trámites que faltan, lo que evitaría que se prolongara el desempleo de los trabajadores que fueron desocupados.

Con una participación de 2 mil 481 ciudadanos del municipio de Mulegé (5.8 por ciento del padrón electoral de esa demarcación) en el foro de consulta organizado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), del 18 al 20 de junio, para preguntar sobre el proyecto de ampliación de explotación minera El Boleo, el 89 por ciento de las opiniones fueron positivas.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, la Minera y Metalúrgica del Boleo es parte de un consorcio de origen coreano que está integrado por cinco empresas: Kores Corp. (Korea Resources Corporation); Jikko Coper; Hyundai Hysco; SK Networks; y Iljin Copper Foil.

El proyecto minero inició su construcción en diciembre de 2010 con una inversión de mil 717 millones de dólares y entró en operaciones en 2015 con la producción de cobre, cobalto, zinc y manganeso.

En julio de 2019 la compañía solicitó una ampliación de su MIA, para la explotación de 446 hectáreas contiguas a su actual operación.

La Semarnat precisó que la duración del proyecto de ampliación es de 16 años con una producción anual estimada de 30 mil toneladas de cobre fino, 800 toneladas de cobalto metálico y mil 187 toneladas de sulfato de zinc monohidratado.

Fuente: jornada.com.mx