El ser humano ha buscado oro desde los inicios de la historia, y lo ha extraído desde los tiempos de los faraones, en el antiguo Egipto. Aproximadamente 165 mil toneladas de oro es el total que se ha extraído a lo largo de la historia en el mundo. Esta cantidad de metal precioso cabe en dos piscinas olímpicas, por lo que el metal es tan escaso, que en el mundo se produce más acero en una hora, que todo el oro producido en la historia.

alt

Cerca del 65 por ciento de todo el oro que circula en el planeta ha sido extraído a partir de 1950. Como no se degrada, teóricamente, todo el oro que se ha extraído hasta hoy sigue circulando.

En tiempos modernos, el precio de este metal precioso ha sido el barómetro de la economía mundial, y su valor en joyería y como instrumento de inversión ha continuado creciendo; de hecho, el 25% de los lingotes de oro de todo el planeta se encuentran en la ciudad de Manhattan, Estados Unidos.

Su símbolo químico es Au, que viene de “Aurum”, la palabra para oro en latín, que significa “brillante amanecer”.