Biólogo Ricardo Sierra Oteiza, vocero de Esperanza Silver de México

En México, se realizan las mejores prácticas del mundo en la minería, empero, es importante fortalecer la corresponsabilidad entre empresas, trabajadores y otros actores de esa industria con las comunidades en las que operan, para contribuir al desarrollo de las zonas donde se instalan, así lo dio a conocer Francisco Quiroga, a su paso en la subsecretaría de Minería de la Secretaría de Economía.

Cuestionado al respecto, el biólogo Ricardo Sierra Oteiza, vocero de Esperanza Silver de México destacó que los apoyos a la comunidad forman parte “de un modelo de participación entre la empresa y la sociedad que tiene sus bases en un Nuevo Modelo de Minería Social y Ambientalmente Responsable, donde nuestras prioridades son el trabajo con la comunidad y el respeto al medio ambiente”.

Externó que la labor de apoyo a la comunidad es de manera permanente, “la gente de Tetlama sabe que puede contar con nuestra ayuda, esto es parte de nuestro compromiso social con la comunidad, en su momento distribuimos despensas y otros apoyos en el contexto de la pandemia”.

Refirió que el Proyecto minero Esperanza de la empresa Esperanza Silver de México, ha implementado en la comunidad de San Agustín Tetlama diversas actividades encaminadas al desarrollo comunitario como talleres para la elaboración de huaraches, de costura y confección, panadería, que impulsa el autoempleo entre las mujeres y hombres de la localidad.

También se encuentran implementando un programa llamado “Huertos para Todos” basado en una metodología de tipo participativa, con una capacitación práctica del 80% y un 20% teórica.

En este programa de “Huertos para todos”, se imparten talleres de sensibilización agroecológica, alimentación saludable, técnicas de agricultura orgánica y fortalecimiento de capacidades.

De esta manera, se promueve el consumo de alimentos sanos y frescos, y la creación de huertos familiares. En estos huertos se siembran y cosechan, lechuga, cilantro, rábano, chile, calabaza, pepino, acelga y huanzontle.

A lo anteriormente mencionado, se suma la entrega de becas para estudiantes de la comunidad y apoyos para la atención médica por parte de Esperanza Silver de México.

Otro aspecto en donde se refleja el nivel de colaboración entre la empresa minera y la comunidad, son los trabajos que realizaron en conjunto en las labores de mantenimiento del pozo de agua de Tetlama.

Actualmente, Esperanza Silver de México trabaja en los estudios de factibilidad para la apertura de la mina de Tetlama y tiene estimado abrir 1,500 empleos directos una vez que esté en operación y 6,000 empleos indirectos, aunado a la creación de una red de proveedores locales.

Este proyecto minero, tiene considerado ejercer una inversión privada estimada en 450 millones de dólares, una inversión de esta magnitud tiene el potencial de generar una importante derrama económica y de esta manera contribuir a la reactivación económica del estado de Morelos.

El proyecto minero Esperanza, recalcó el vocero, representaría una importante fuente de empleo y desarrollo tanto a nivel local como estatal, especialmente a la luz de las afectaciones económicas que ha provocado la pandemia Covid-19.

Una empresa en la comunidad

En junio pasado, el Comité de Agua de San Agustín Tetlama, recibió de la empresa Esperanza Silver de México, la asesoría y el apoyo necesario para reparar el transformador que alimenta de energía eléctrica al pozo de abasto de la localidad.

Unos dos mil habitantes se quedarían sin agua por tiempo indeterminado y el pozo correría el riesgo de quedarse sin funcionar, ante lo tardado y el alto costo que implica la compra de un nuevo transformador.

El tesorero el Comité de Agua de Tetlama, Gregorio Ramírez Barrera, detalló que luego de que el transformador se quemó “buscamos junto con el Ayudante Erasto Castillo y el comisariado ejidal, Felipe Castillo, el apoyo de la empresa Esperanza Silver de México, que nos otorgó el apoyo para evitar el desabasto de agua y garantizar el suministro de energía eléctrica”.

El representante comunitario destacó que la empresa ha proporcionado apoyos fundamentales para la comunidad, como el mantenimiento integral del pozo de agua, realizada el año pasado, en la que, en tan solo nueve días y después de años y años de permanecer dicha infraestructura sin ningún tipo de mantenimiento, fue renovada, logrando con ello garantizar nuevamente el óptimo funcionamiento del equipo en beneficio de las más de dos mil 500 personas que habitan en la comunidad.

Fuente: La Jornada Morelos