La industria minera necesita apostar por su digitalización y buscar formas de atraer talento que pueda beneficiarse de las oportunidades que esa transformación brinda, mencionó Fernando Alanís, director de Baluarte Minero de Grupo Bal.

Las soluciones tecnológicas que permiten que las minas sean operadas de forma remota desde una oficina, los almacenes virtuales y la impresión 3D son aplicaciones que impactarán en el corto plazo en la industria minera mexicana.

"Es un hecho que esto está disponible y tenemos que aprovecharlo para ser cada vez más eficientes. Vienen ya los almacenes virtuales y la impresión de refacciones 3D.

"Es la tecnología que ya está lista y la vamos a ver trabajando muy pronto en nuestras unidades mineras", mencionó Alanís en la XXXIV Convención Internacional de Minería.

Para aprovechar la implementación de tecnologías que impulsen la cuarta transformación industrial en la minería es necesario que se tenga talento especializado, por lo que la industria tendrá que captar el interés de las nuevas generaciones.

"El trabajo a distancia en las operaciones mineras es algo que va a ser necesario para seguir captando la capacidad de las nuevas generaciones que quieran trabajar con nosotros (los mineros)", dijo Alanís.

Agregó que la introducción de la tecnología no es sinónimo de una reducción en los empleos que genera la minería, sino de una especialización del capital humano.

"Creo que va a causar la necesidad de desarrollar capacidades diferentes. Tenemos que empezar a trabajar desde ahorita en empezar a desarrollarlas en nuestra gente.

"Uno de los grandes problemas que trae la digitalización es la cantidad de datos que se generan. Vamos a necesitar la capacidad de análisis que hoy no tenemos. Vamos a tener que desarrollar plantillas que tengan esta capacidad", señaló el director.

Por otra parte, consideró que la migración a energías limpias es necesario en la minería, sin embargo, de aprobarse la contrarreforma invertir en energías renovables dejaría de ser atractivo para el sector.

"El 31 por ciento de energía eléctrica que se usa en las minas de las empresas de la Cámara Minera vienen ya de fuentes renovables. Hay que seguir avanzando en eso", dijo.

Fuente: El Norte