Pobladores se capacitan en atención a infartos; empresa Alamos Gold equipa clínica comunitaria de Matarachi, Sonora con desfibrilador.

De cada 10 personas que sufren un paro cardiaco, ocho se encontraban realizando sus actividades en el hogar, de las cuales, solo dos sobreviven y una de ellas queda con secuelas neurológicas. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en México y el mundo.

En respuesta a dicho problema, Alamos Gold Mina Mulatos y el Comité de Salud Comunitario, emprendieron acciones para lograr que Matarachi, sea una comunidad cardioprotegida, capacitando a miembros de la comunidad para que sepan qué hacer en caso de una emergencia de este tipo y además, se instaló un desfibrilador externo que ahora una decena de personas de la habitantes de Matarachi saben utilizar.

Este programa de educación para la salud, tiene el objetivo de concientizar sobre el cuidado del individuo, la familia y la comunidad, el cual es parte del Plan de Acción Comunitaria “Mi Matarachi”, un modelo de gestión social que promovió Minas de Oro Nacional de Alamos Gold en la comunidad vecina a su operación mediante el cual, se propició que la comunidad identificara sus necesidades y co-diseñara las soluciones, convirtiéndose así, en gestora de su propio desarrollo.

“En la clínica de Matarachi, damos un primer nivel de atención en salud y contar con este equipo técnico y la capacitación en sus habitantes, nos permite aumentar las posibilidades de sobrevivencia de una persona que sufre un paro cardiaco”, explicó la Doctora Itzel Munguía, quien resaltó que dichas acciones preventivas, son especialmente relevantes en comunidades como Matarachi, Sahuaripa, que se ubican en la sierra de Sonora.

“Para mí es una seguridad tener el desfibrilador en clínica, un apoyo a todos los que vivimos aquí, tan lejos de las ciudades que tienen hospitales. Nunca habíamos tenido nada de esto en Matarachi”, expresó Jesusita López, habitante de la comunidad que con la capacitación se convirtió en Auxiliar de Salud.

Este proceso inició desde abril de este año, con una capacitación en primeros auxilios, reanimación cardiopulmonar básica y uso de desfibrilador a voluntarios de la comunidad. El curso fue impartido por Juan Rubio, Técnico en Urgencias Médicas del Departamento de Seguridad Industrial de Mina Mulatos.

Posteriormente, la empresa Alamos Gold Mina Mulatos, adquirió un desfibrilador externo automático, que entregó al Comité de Salud Comunitario el cual fue instalado y señalizado dentro de la clínica comunitaria.

“En caso de que alguna persona presente una emergencia médica por paro cardiaco, las personas de la comunidad que fueron capacitadas, podrán dar al paciente, reanimación cardiopulmonar asistida con el desfibrilador, como primera respuesta, en tanto se recibe apoyo o bien, se traslada a un hospital”, detalló la Dra. Munguía.

Colaboración Lourdes Díaz López / Luis Carlos González

Fuente: Mundo minero