public

Centro de Capacitación Peñoles: De lo histórico a lo inmersivo

Industrias Peñoles y Fresnillo plc rehabilitaron la antigua Hacienda de Pedriceña bajo supervisión del INAH, para una capacitación con la más alta tecnología. En Cuencamé, Durango, municipio ubicado a casi

hace 2 meses

Última Publicación Torex Gold logra un año récord en medio de un entorno desafiante por Editorial public

Industrias Peñoles y Fresnillo plc rehabilitaron la antigua Hacienda de Pedriceña bajo supervisión del INAH, para una capacitación con la más alta tecnología.


En Cuencamé, Durango, municipio ubicado a casi dos horas de la ciudad de Torreón, se localiza la antigua Hacienda de Pedriceña, edificación histórica de la época colonial del siglo XVIII, que Industrias Peñoles y Fresnillo plc, han rehabilitado bajo supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y cuya vocación desde hace algunos años, se convirtió en el Centro de Capacitación Peñoles (CECAP), en el que a través de simuladores tecnológicos, no sólo se desarrolla la competencias de las personas y habitantes de la zona, sino que transforma y mejora su calidad de vida como técnicos en mantenimiento y operadores de vehículos y equipo minero.

En medio de lo que fue esta antigua edificación, se abrió este espacio para la capacitación del personal, que aspira formar parte de las filas de Industrias Peñoles como operadores de vehículos y equipo pesado al interior de mina, o el mantenimiento de los mismos. “Además de que aprendan, se trata de cambiar y mejorar la calidad de sus vidas”, comentó Christian Burciaga, quien pertenece a la Subdirección de Relaciones Laborales y es Jefe de Capacitación para Baluarte Minero y coordinador de este recinto de capacitación.

Tecnología inmersiva que permite capacitación de primer nivel

En esta hacienda, Peñoles ha logrado complementar la importancia y la seriedad que implica la seguridad mediante la capacitación teórico en aulas y de manera física para la práctica con maquinaria y equipo de mantenimiento, tableros donde se ejemplifiquen posibles fallas; ahí pasan alrededor de dos semanas.

También se imparten talleres de primeros auxilios, resaltando la importancia que tiene tanto en la prevención de accidentes como en la atención de inicio ante alguna posible contingencia médica. Los simuladores han sido desarrollados de manera local.

Procedentes de todos los estados del país en donde Industrias Peñoles y Fresnillo plc tienen unidades mineras, tras pasar estas etapas de capacitación, se adentran en la tecnología en las aulas de Simulación 3D tercera dimensión, donde al interior de grandes contenedores, se ubican los simuladores que van más allá de los principios básicos de un videojuego.

La tecnología inmersiva permite a los trabajadores simular la operación de grandes vehículos barrenador, como el Scooptram o el Jumbo, donde por medio de grandes pantallas, videos, audio e incluso de temperatura ambiente y controles manuales, se realizan prácticas como si estuvieran al interior de mina, permitiendo medir velocidades, controlar distancias, potencias para la recoger material mineral o realizar las perforaciones e incluso saber cómo reaccionar ante un posible incendio de equipo o derrumbe, todo a través de los simuladores.

Luego del entrenamiento pasan al campo real al interior de mina de cuatro a seis semanas, para luego integrarse al área productiva; Durante la capacitación la empresa les paga un sueldo correspondiente.

"Poco a poco nos hemos ido capacitando en la seguridad", testimonio

Hombres y mujeres, algunos de ellos con el nivel educativo básico, logran cambiar sus vidas y su economía tras capacitarse en estas actividades. Tal es el caso de Juan Pacheco Contreras, uno de los instructores comentó: “Dentro de la minería llevo 15 años y como instructor cuatro años. Poco a poco nos hemos ido capacitando en la seguridad. Empecé en el área del equipo de Barrenación Larga, pasando luego a Jumbo. Luego nos llamaron al Centro de Capacitación de CECAP para ser instructor”.

Aprendiendo en los simuladores pasan dos semanas, ocho horas al día, que va desde el uso y manejo del equipo Jumbo y Scoop, y el otro se simula el manejo del Scooptram y el camión de bajo perfil. De ahí se van de cuatro a seis semanas a campo en mina.

“Este es un recinto que permite desarrollar a compañeros los puestos de mayor aporte en el ciclo operativo: Áreas de simulación de equipo minero, simulación de equipo de mantenimiento con motores, transmisiones y ejes, que son el corazón de permite tener operaciones seguras y productivas.  

La idea es que tengan un lugar digno para el aprendizaje. No solo es capacitación sino transformar vida, a través del conocimiento y la educación, se le da la oportunidad de tener una vida diferente, mayor remuneración económica, que impacta en sus familias. Dando sus primeros pasos en la minería, sumando a los procesos productivos", expuso por su parte Jesús Alberto FAvela González, coordinador quien da soporte de mantenimiento de simuladores, para que cada persona tenga un lugar digno para el aprendizaje.

La Hacienda de Pedriceña continua marcando la historia de estas y otras comunidades, de sus pobladores. Si llegan de otras regiones del país, Peñoles les da hospedaje, alimentación además de un sueldo en tanto pasan por el proceso de capacitación; el entorno va más allá el de un centro de capacitación, es más un hotel, un centro de esparcimiento, en donde la convivencia diaria permite, no sólo la preparación profesional, contar con un oficio mejor remunerado hasta incluso, hacer nuevos amigos.

Editorial

Publicado hace 2 meses

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.