Chesapeake Gold planea incorporar nueva tecnología para aprovechar el valor de su enorme proyecto Metates en México.

La compañía firmó un acuerdo para adquirir Alderley Gold, con sede en Canadá, que posee la licencia por una tecnología de procesamiento de metales preciosos que podría impulsar significativamente la rentabilidad de Metates, uno de los depósitos de oro sin desarrollar más grandes del mundo.

La tecnología de lixiviación de sulfuros de Alderley utiliza productos químicos para controlar el pH y aumentar la recuperación de oro y plata.

El proceso, probado con éxito en muestras de Metates, podría permitir que el proyecto se desarrolle como una operación de lixiviación en pilas, señaló Chesapeake en un comunicado.

Esto evitaría la necesidad de circuitos de autoclave y reduciría significativamente los costos de capital y procesamiento, al tiempo que impulsaría la economía y disminuiría la huella ambiental del proyecto.

“Con la adquisición de Alderley, Chesapeake obtiene acceso a una tecnología de procesamiento de metales preciosos probada e innovadora junto con ciertos derechos de activos y bases de datos patentadas, que crea el camino hacia un nuevo productor de oro y plata innovador y orientado al crecimiento”, consigna el comunicado.

"Chesapeake ahora se enfocará en hacer avanzar el proyecto Metates hacia la producción utilizando la tecnología en una operación de lixiviación en pilas", añade.

Alderley está obligada a pagar un 1% por retorno neto de fundición sobre cualquier producción futura que utilice la tecnología, que se mantiene bajo licencia.

Fuente: Bnamericas