Aunque las empresas mineras reportaron mejoras en la situación relacionada con la pandemia de COVID-19 en México, incluido un descenso de los contagios, sí advirtieron que los estrictos protocolos sanitarios seguirán dificultando las operaciones.

México ha sufrido más de 300.000 muertes por coronavirus, según datos oficiales de exceso de mortalidad, una de las cifras más altas a nivel mundial y la segunda en América Latina detrás de Brasil.

Sin embargo, los registros del gobierno muestran que los fallecimientos y los contagios se han reducido drásticamente desde los máximos niveles de enero de 2021, pese a que los promedios de siete días evidencian aumentos desde principios de junio.

El sector minero local experimentó una suspensión masiva en abril-mayo de 2020, pero las operaciones se reanudaron desde que la industria se consideró esencial en junio del año pasado.

La caída de casos de este año ha llevado a que la mayor parte de los 32 estados de México cambien a su situación a verde, el color que representa el menor nivel del sistema de semáforos de riesgo epidemiológico del país.

Estos incluyen importantes estados mineros como Zacatecas, Durango y Guerrero, mientras que otros como Sonora, Chihuahua y Sinaloa, permanecen en amarillo, la segunda clasificación más baja.

SE LEVANTAN LAS RESTRICCIONES

“Los negocios han vuelto prácticamente a la normalidad”, dijo a BNamericas el presidente ejecutivo de Reyna Silver, Jorge Ramiro Monroy.

"Los contagios están bajos en este momento, se han levantado muchas restricciones, las tasas de vacunación son un poco lentas, pero da la sensación de que estamos llegando al final de todo esto", aseveró.

Alrededor del 19% de los 128 millones de habitantes de México ha recibido al menos una dosis de vacuna, según el sitio web de información ourworldindata.org.

La cifra va por detrás de otras jurisdicciones mineras regionales como Chile (58%), Argentina (24%) y Brasil (23%), pero por delante de Colombia (15%) y Perú (9%), y por encima del promedio mundial de alrededor de 12%.

Un aspecto positivo para las mineras es que México no ha impuesto restricciones al desplazamiento de personas, las cuales han perjudicado las operaciones en países como Argentina.

“México ha permanecido abierto en gran medida”, agregó Monroy.

“Tuvimos algunos retrasos en la entrega de permisos, pero no fue necesario detener las operaciones. Los protocolos del COVID-19 hacen que todo se demore más”, lamentó.

DISMINUYEN LOS CONTAGIOS

Dan Dickson, presidente ejecutivo de Endeavour Silver, cuyas tres minas en producción y los proyectos Terronera y Parral están en México, dijo que la compañía experimentó una caída en los contagios en sus sitios, pero espera que los protocolos sanitarios se mantengan vigentes al menos durante el resto de 2021.

“Hacemos varios controles de temperatura, tenemos una estación de desinfección donde te rocían cuando vas a las minas u oficinas”, explicó a BNamericas.

"Esas medidas se mantendrán vigentes todo el año, si no más", indicó.

Sin embargo, el impacto en los costos de producción es marginal.

Dickson manifestó que la compañía no ha sufrido como resultado de la escasez de suministro relacionada con la pandemia, que ha causado preocupaciones a nivel mundial.

“En 2020, para un par de cosas que solíamos conseguir en Portugal terminamos encontrándola en México, lo cual es positivo. Y luego el cianuro, que en un momento del año pasado se estaba convirtiendo en una preocupación, ahora se empieza a ver esa escasez de suministro en todo el mundo en varios artículos diferentes”, señaló.

"No hemos tenido ninguna [escasez] para nosotros específicamente todavía", valoró.

GRANDES ACTORES

Las grandes empresas mineras que operan en México han informado impactos mixtos derivados del COVID-19 en 2021.

Fresnillo, el principal productor de oro y plata de México, dijo que las operaciones del 1T coincidieron con las expectativas a pesar de los desafíos relacionados con la pandemia, mientras que Newmont espera un desempeño sólido y constante en 2021 en Peñasquito, uno de los mayores productores locales de oro, plata, plomo y zinc.

Pan American Silver, con minas en México, Perú, Argentina, Bolivia y Canadá, redujo su pronóstico de producción de plata para 2021 en mayo debido a restricciones de ventilación y menor despliegue de mano de obra en la mina La Colorada, en Zacatecas, y los impactos de la pandemia en Manantial Espejo en Argentina.

PANORAMA REGIONAL

El mejoramiento de la situación en México contrasta con lo que ocurre en otras partes de América Latina.

Chile, Argentina y Colombia han experimentado un alza de los contagios en las últimas semanas, y la Organización Panamericana de la Salud informó más nuevas infecciones y hospitalizaciones en Brasil, particularmente en algunos estados de la zona noreste.

Neil Woodyer, presidente ejecutivo de Aris Gold, que posee la mina Marmato y el proyecto Marmato Lower Mine (Marmato Subterránea) en Colombia, puntualizó que las tasas de infección habían empeorado levemente en las últimas semanas.

"Es una preocupación. Los contagios de COVID-19 en Colombia han subido, hemos tenido que aislar a algunas personas en la mina", aseveró a BNamericas.

“Estamos haciendo muchos procedimientos para asegurarnos de ayudar a todos. Es algo que tenemos que gestionar muy estrictamente", afirmó.

Fuente: BNamericas