Acapulco, Gro., En un contexto de nulas concesiones, si se aprueba la iniciativa de reforma eléctrica tal y como fue enviada al Congreso por el gobierno federal, la inversión en exploración minera caerá prácticamente a cero, con lo que se estará hipotecando el futuro del país y poniendo un freno a la recuperación económica, advirtió Jaime Gutiérrez Núñez, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

En entrevista con La Jornada, el recientemente nombrado líder de la industria minera mexicana enfatizó que la serie de cambios fiscales que se han emprendido desde hace años han provocado que los recursos para encontrar nuevos minerales se hayan desplomado 60 por ciento de 2014 a la fecha, por lo que una reforma como la que se propone aumentará la incertidumbre entre los inversionistas.

“Tenemos dos años en los que se dice de manera orgullosa que no se ha dado ninguna concesión minera, pero con eso estamos hipotecando el futuro del país, porque cuando la producción actual se acabe no habrá nada para continuar, el país se congelará. Tenemos la certidumbre de que si esas condiciones continúan y pasa la reforma, la exploración caerá todavía más, prácticamente a cero”, advirtió.

Datos de la Camimex indican que en 2014 la inversión minera en trabajos de exploración fue de 856 millones de dólares, mientras que en 2020 fue de sólo 399 millones.

Litio mete incertidumbre

Para Gutiérrez Núñez, la reforma eléctrica tendrá fuertes afectaciones para empresas y población en general, pero en lo que concierne específicamente al sector minero el factor que detona la incertidumbre es el hecho de reservar el litio sólo para el Estado al considerarlo un mineral “estratégico para la transición energética del país”; además de dejar abierta la posibilidad de incluir a más elementos.

El presidente de la Camimex manifestó no entender los motivos de la inclusión del litio en la iniciativa de la reforma eléctrica, pues se trata de un mineral que “almacena” la energía, no la transmite. Además de que aún no se sabe si México tiene ese mineral en su subsuelo, aunque muchos legisladores, de manera desinformada digan que existe el equivalente a 100 mil millones de dólares.

“De dónde sacan esa información, es absurdo, ¿por qué engañar a la población? Son números inventados, geológicamente está claro que no sabemos cuánto litio hay en México. Sabemos que hay litio, pero hasta la fecha no es económicamente explotable, dado que está en arcilla, eso lo hace complicado y costoso”.

Destacó que el litio no es problema, sino la interpretación que se le pueda dar a la ley, pues al decir que se reservarán otros “minerales estratégicos para la transición energética del país” da pie a mayor incertidumbre, pues un inversionista no querrá arriesgar sus recursos en un país en el cual se excluye a un mineral y existe la posibilidad de que se incluyan a otros tantos, sin que aún exista un estudio que marque los lineamientos.

“Quien quiera venir a invertir notará que se está reservando el litio sin siquiera saber si en verdad hay, pero además puede pasar lo mismo con otros minerales. Estamos en un país de mercado y eso genera incertidumbre, lo que hará que las inversiones se vayan a otras naciones con mayor estabilidad”, advirtió el presidente de la Camimex.

Gutiérrez Núñez señaló que el sector minero entiende y respeta a las autoridades mexicanas y aunque no comparten su forma de pensar, no romperán el diálogo pues son un motor importante para la recuperación económica del país; además que es una actividad que ha existido por siglos y así continuará siendo.

No obstante, hizo un llamado a mejorar las condiciones de inversión para el sector, pues con políticas mineras adecuadas “sin nada del otro mundo”, el producto interno bruto minero del país se puede incrementar uno por ciento, lo que sería equivalente a impuestos adicionales por más de 20 mil millones de dólares y a la creación de por lo menos 50 mil empleos directos extra a los más de 400 mil que ya ofrecen.

Fuente: jornada.com.mx