Se ha dicho del litio que es “oro blanco”, el “petróleo del futuro” y que será uno de los metales más demandados en el mundo. Sin embargo, hasta ahora hay muchos mitos en torno a su producción y valor.

A nivel nacional ha tomado auge en el discurso político e inclusive el Gobierno Federal ha planteado la necesidad de nacionalizar su producción, además de que se ha mencionado a Durango como uno de los estados con potencial para su explotación.

Sin embargo, en términos reales, en la actualidad no hay indicios de que se convierta en una actividad redituable en el corto plazo ya que el proceso metalúrgico es muy costoso, advirtió en entrevista para El Siglo de Durango el subsecretario de Minas y Energía de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (Sedeco), José Luis Aguilar Pérez.

Como referencia hizo un comparativo con el proyecto Metates, que podría ser la quinta mina de oro más grande de Latinoamérica; se descubrió hace más de 40 años, sin embargo, por problemas metalúrgicos no se ha explotado como debiera, ya que es muy caro y difícil recuperar los valores de oro que contiene ese yacimiento, por lo que no ha sido viable.

“La minería entonces es: inversiones altas y de riesgo porque puede que la exploración no resulte positiva como en el caso de Metates en el que afortunadamente ya encontraron el proceso metalúrgico adecuado, pero no van a empezar con el programa original de hacer una mina muy grande, van a hacer una mina más pequeña, está en Santiago Papasquiaro”, indicó.

/media/top5/top-123651.jpg

En la actualidad hay 23 minas activas en el estado, de las cuales, hay varias muy productivas como la de Velardeña que es la segunda mina que más zinc produce en el país; La Platosa en Mapimí, que es la mina con los contenidos de plata más altos en México (con un kilo de plata por tonelada en las vetas que explota la empresa); y, en el rubro de los no metálicos, el municipio de Cuencamé es el primer productor de bentonita y mármol. Mientras que en La Laguna se explota el onix y el mármol.

¿NACIONALIZACIÓN?

La Ley Minera en su artículo 4 describe todos los minerales que son susceptibles de explorarse y explotarse en México, ya que por disposición constitucional se establece que todos los minerales y demás recursos naturales son de la nación.

“En este caso del litio que se ha mencionado tanto, el litio en el artículo 4 de la ley es un mineral concesible, todas las concesiones mineras en el país, si hay litio en su terreno, tienen derecho a explorarlo y explotarlo, no se requieren concesiones especiales”, refirió el entrevistado.

/media/top5/top-123654.jpg

Los radioactivos y los hidrocarburos son los únicos reservados al Estado, por lo que si el Gobierno Federal tienen la intención de nacionalizar el litio únicamente lo tiene que pasar al apartado de los no explotables.

“Es el mineral del futuro, pero no va a ser el mineral que siempre va a estar utilizándose en los carros eléctricas, ya en Europa se está trabajando en carros que van a consumir hidrógeno”, mencionó.

No obstante, se reconoce el potencial que tiene. “En 20, 25 años, va a ser el mineral que más se utilice en los celulares y muchos aparatos electrónicos, computadoras y en los autos eléctricos porque es el mineral que más retiene la energía en las baterías y puede hacer que funcionen todos los aparatos con baterías de litio”, explicó.

De ahí que resulte atractivo pensar en su explotación futura. “(Los metales) en el terreno no benefician a nadie, se requieren grandes inversiones para que haya beneficio. El concesionario como invierte mucho dinero en buscar los yacimientos, hacer la mina, explotarla y recuperar los minerales, tiene derecho a obtener ganancia, pero es una ganancia lícita”, indicó.

AÚN NO ES REDITUABLE

Aunque tiene potencial, en México no se vislumbra un alto beneficio en el corto plazo en la producción de litio. “Desafortunadamente México no tiene yacimientos de sales o carbonatos, que son los minerales económicamente explotables del litio, como los que hay en el círculo de Argentina, Chile y Perú. Ahí son salares enormes que en México desafortunadamente no los tenemos. El único yacimiento de litio conocido en México, y no es nuevo, debe tener más de 11 años de haber sido descubierto en Sonora, desafortunadamente ese yacimientos no son ni sales ni carbonatos, son arcillas con minerales complejos de litio”, precisó.

/media/top5/top-123652.jpg

“El proceso metalúrgico para separar el litio y recuperarlo ahorita es más caro que lo que vale en el mercado el litio por eso esos yacimientos no se van a explotar pronto, tiene muchos años que se habla del yacimiento de litio en Sonora, en Bacadehuachi, y no se ha podido explotar, ahora hablan que dentro de tres o cuatro años podría ser económico porque se tiene que hacer la investigación metalúrgica y cada vez se va mejorando el proceso”, añadió.

El carbonato de litio es el mineral económicamente rentable, es el que se puede vender y de ahí salen los derivados para su aplicación.

También se estima que hay reservas en La Laguna, pero el valor actual de mercado no amerita la exploración.

“En la zona de Cuatrociénegas, en toda la parte de La Laguna, hay lagunas antiguas, la corteza terrestre tiene millones de años que se formó, ahorita en Cuatrociénegas las aguas de esas lagunas contienen mucha sales, entre ellas sales de litio, pero la concentración que tienen no es económicamente explotable, pero si es muy probable que haya en la corteza terrestre lagunas que se secaron y quedaron sepultadas con sedimentos y ahí puede haber yacimientos de litio. En Salinas, San Luis Potosí (...) no se descarta que también haya salares con contenidos de litio pero deben estar más a profundidad, como no es un mineral que tenga un precio muy alto en el mercado, tiene mucha demanda pero el precio no es muy alto, procesos metalúrgicos. La explotación es muy cara porque tiene que ser subterránea, entonces el precio del litio no es rentable en una explotación subterránea”.

“En el ámbito local si tenemos yacimientos tipo los de Sonora, pero el proceso metalúrgico ahorita es muy caro. Son yacimientos que no son económicamente explotables porque producir litio de esos yacimientos es más caro que el valor que tiene ahorita el litio en el mercado. En el corto plazo Durango no tiene, si hay zonas geológicamente con potencial, pero ni siquiera se conoce exactamente qué cantidad hay de ese material que tiene el litio y sus contenidos”, enfatizó.

De ahí que no es viable su explotación próxima. “Durango no es un estado para tener a corto plazo minas de litio y en general el país no tiene ese potencial, aunque se ha hablado mucho de esto”, concluyó.