public

El impacto económico de la minería en México

El aporte de la minería a la economía se compone de diversos factores. En este artículo desglosamos la producción, el IED, la derrama que genera y su aporte a otras

hace 2 meses

Última Publicación CLUMIN y FGE se reúnen para reforzar seguridad en Santa Bárbara y unidades mineras por Editorial public

El aporte de la minería a la economía se compone de diversos factores. En este artículo desglosamos la producción, el IED, la derrama que genera y su aporte a otras industrias para entender mejor su impacto.

La minería es una de las actividades económicas más importantes a nivel mundial, siendo la base de toda la cadena industrial de múltiples sectores. Se trata del eslabón primordial que sostiene el estilo actual de la humanidad, pues los minerales han sido uno de los elementos clave para que la civilización y la tecnología se desarrollen de manera continua. Su importancia es tanta como la del sector agropecuario.

Al ser un ramo vital, su impacto económico es igual de trascendental, sobre todo dentro de los territorios en los que se desarrolla. Entre los países más productores de 17 minerales se encuentra México. A nivel mundial, lidera la producción de plata, además de ser el segundo en fluorita y el tercero en sulfato de sodio.

La producción minero-metalúrgica de México se centra en los siguientes minerales:

Entre los principales estados mineros del país (en cuanto a minerales se refiere), se encuentran: Zacatecas, Coahuila, San Luis Potosí, Chihuahua y Durango. Durante 2021, estos cinco estados de la república fueron responsables de aportar el 82.6% de la producción minera —siendo el oro, el cobre y la plata los que más aportaron—.

Producción

La minería ha sido pilar esencial para la reactivación económica tras la pandemia. En el “Informe de Sostenibilidad 2022” de la Cámara Minera de México (Camimex) se dio a conocer que el sector minero-metalúrgico contribuyó con el 2.5% al PIB nacional.

Además, la cadena minera contribuyó al PIB nacional con una participación del 4.3%; esto deriva de la proveeduría de materias primas que brinda este sector a 71 actividades industriales. De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el sector minero-metalúrgico representó el 8.6% del PIB industrial.

En este sentido, el valor de la producción nacional durante 2021 fue de 334 mil 782 millones de pesos (16 mil 516 millones de dólares), lo que representó un incremento del 19% con respecto al 2020, según las cifras presentadas por la Secretaría de Economía (SE).

El valor de la producción minero-metalúrgica se dio de la siguiente manera:

GrupoProducción 2021Porcentaje de producción
Metales preciosos163 mil 626 mdp 48.9%
Metales industriales134 mil 380 mdp40.1%
Minerales siderúrgicos18 mil 500 mdp5.5%
Minerales no metálicos18 mil 276 mdp 5.5%
Total 334 mil 782 mdp100%

Como puede observarse, casi el 90% de la producción se centra en metales preciosos e industriales, mientras que tan solo el 11% corresponde a siderúrgicos y no metálicos. Cabe destacar que, de toda la producción, el 60% fue realizado por empresas con capital nacional, mientras que el 40% fue por empresas de capital extranjero.

Minería e IED

Según apunta el “Informe de Tendencias de Exploración Mundial”, de S&P Global Market Intelligence, la inversión a nivel mundial en exploración minera se concentró principalmente en América Latina (representando el 24% del total). En este sentido, México se colocó en primer lugar como destino de inversión, seguido de Chile, Perú y Brasil.

Según la SE, durante 2021 se invirtieron cuatro mil 809.6 millones de dólares al sector minero —lo cual representó un aumento del 36.1% frente al 2020—. Por este motivo, el sector se mantiene como una de las áreas productivas que atraen mayores inversiones al país.

Los principales países de los que deriva la inversión, según datos de la Camimex, son:

PaísParticipación 
México56.2%
Canadá20.9%
Estado Unidos17.1% 
Otros5.8%

La exportación aumentó en un 24% durante 2021 frente al año anterior, mientras que las importaciones lo hicieron en un 31%. En balanza, el resultado de estas transacciones sumó un superávit de once mil 903.9 millones de dólares (lo equivalente a un incremento total de 17%).

La minería es la quinta actividad económica en generar mayores divisas; a partir de la exportación se generaron 23 mil 579 millones de dólares. Cabe destacar que la minería se mantuvo como una de las industrias más importantes en este rubro; en el primer puesto se encuentra la industria automotriz (139 mil 841.6 mdd), seguido de la eléctrica y electrónica (76 mil 450 mdd).

Derrama económica

La derrama económica que surge de la actividad minera presenta cifras importantes. Por concepto de pago de sueldos y salario, demanda intermedia y aportaciones fiscales, el monto fue de 269 mil 640 millones de pesos durante 2021, lo que representó un aumento del 25% con respecto al año anterior.

Las entidades federativas en las que se da la mayor derrama económica de esta actividad, según información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la SE y el INEGI, son:

La actividad minera también permite la generación de valor distribuido entre todas las organizaciones e individuos participantes. El valor generado por esta industria fue de 265 mil 331 millones de pesos, mientras que el de ventas y gastos se distribuye entre empleados, contratistas, gobierno, accionistas, comunidad y medio ambiente, así como en reinversión a la empresa e intereses.

Para mantenerse rentable, Jaime Lomelín, presidente del Clusmin Zacatecas, apunta que es necesario recordar que se trata de un negocio de commodities: las empresas se han mantenido eficientes a partir de bajos costos, pero han implementado las tecnologías más nuevas para mejorar y crear un entorno industrial más sustentable, en el que se busca el desarrollo económico y social.

Minería e industria automotriz

El desarrollo de la industria automotriz en el país tiene como gran aliada a la industria minera. A partir de los minerales extraídos, se producen elementos clave como chasis, frenos, motores, válvulas, accesorios y, en general, toda la indumentaria para la fabricación de automóviles.

Con el impulso de los vehículos eléctricos o híbridos, la participación de la minería se incrementa, al aportar la materia prima para la creación de las baterías. Según la Agencia Internacional de Electricidad (IEA), los vehículos eléctricos podrían representar el 60% del mercado mundial de automóviles nuevos.

En este sentido, el litio se convierte en un mineral demandado para su creación. McKinsey indica que la demanda de este elemento crecerá alrededor de un 30% y se presentará un incremento de hasta diez veces en la cadena de valor entre 2020 y 2030. Entre los minerales en los que también se apreciará una demanda por parte de la industria automotriz están: níquel, cobalto, hierro, cobre, magnesio y cobalto.

En México, las empresas mineras ya cuentan con proyectos en fases de exploración para la extracción y producción de litio. Los estados en los que se concentran los yacimientos y proyectos del “oro blanco” son Baja California, San Luis Potosí, Zacatecas y Sonora.

Si estos proyectos se llevan a cabo, México tendría una importante ventaja competitiva debido a su ubicación y al T-MEC. El país se puede convertir en el principal productor de toda Norteamérica, así como de otras regiones del mundo, además de sumarse a la cadena de valor y atraer más inversión. En suma, se detonarían oportunidades para el desarrollo tanto automotriz como minero y económico.

Fuente: liderempresarial.com

Editorial

Publicado hace 2 meses

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.