public

Electromovilidad y nearshoring impulsan minería mexicana el 1T

El auge de la electromovilidad y la tendencia de nearshoring contribuyeron a un mejor desempeño de la minería en el primer trimestre respecto al anterior, fundamentalmente en la zona norte

hace un año

Última Publicación Celebran Día Internacional de la Mujer Minera en Hermosillo con Exitoso Foro Internacional por Editorial public

El auge de la electromovilidad y la tendencia de nearshoring contribuyeron a un mejor desempeño de la minería en el primer trimestre respecto al anterior, fundamentalmente en la zona norte del país, dijo en un informe el Banco Central de México (Banxico).

En el documento, la autoridad monetaria señala que los servicios relacionados con la minería de minerales metálicos y no metálicos contribuyeron al desempeño favorable del sector entre enero y marzo. No obstante, el crecimiento en la extracción de petróleo y gas tuvo un mayor impacto en la actividad en general.

“Tenemos varios comentarios entre contactos empresariales que nos hablan de cómo la producción de autos eléctricos ha generado demanda por algunos de sus productos y, al mismo tiempo, la relocalización ha generado demanda de parte de la construcción también de algunos de esos productos”, dijo Alejandrina Salcedo, directora general de investigación económica de Banxico, durante la presentación del reporte.

La agencia de estadísticas Inegi anunció esta semana que la producción minera (sin incluir petróleo y gas) se contrajo 0,1% entre enero y abril respecto a igual lapso en 2022, y solo en enero y febrero la actividad ha registrado alzas anuales durante los últimos 12 meses.

EL NORTE SE RECUPERA

Banxico estimó que la minería no petrolera se expandió en la región norte durante los tres primeros meses de 2023, después de la contracción observada en el último trimestre del año previo.

“En la región norte los directivos entrevistados destacaron el dinamismo del sector industrial, en especial de la producción de autopartes y en el sector de la construcción. Ello impulsó la demanda de minerales industriales como el cobre, el zinc, el hierro y sus aleaciones”, consigna el texto.

El banco detalló que la extracción de cobre y zinc en Sonora, así como la extracción del hierro en Coahuila, se beneficiaron de una mayor demanda proveniente de las armadoras y fabricantes de autopartes de vehículos eléctricos.

“Adicionalmente, el proceso de relocalización incentivó la construcción privada no residencial, en particular de proyectos de urbanización, de establecimientos comerciales y parques industriales, lo que generó un incremento en la demanda de minerales pétreos”, añade el reporte.

Según el reporte basado en encuestas a un directorio de más de 400 empresas, las regiones centrales y, en mayor medida, el sur mostraron una aceleración en su ritmo de crecimiento de la minería no petrolera durante el primer trimestre.

“Las fuentes consultadas en todas las regiones señalaron la evolución favorable de los precios internacionales de minerales como el oro, la plata y el cobre. Asimismo, señalaron que, al inicio del año, los precios aumentaron debido al optimismo relacionado con la recuperación económica en China”, destaca el informe.

Entre los factores limitantes, los directivos consultados en todas las regiones mencionaron que los costos de la energía se mantuvieron en niveles elevados, a pesar de las reducciones en el precio internacional de los combustibles.

Por su parte, en el norte, las fuentes consultadas por Banxico citaron que algunas minas de cobre registraron menores leyes, lo que impactó su producción.

“Adicionalmente, las altas tasas de interés incrementaron el costo del financiamiento para la adquisición y renovación de equipos”, agrega el documento.

Fuente: BNamericas

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.