Colaboración de Bryant Nikol Velasco P.

Herramienta ocupada durante el trabajo del gambusino

Hoy en día la minería se enfrenta a grandes retos de diferente índole, estos han ocasionado que en algunas regiones del país la oferta laboral de la minería se vea disminuida, a la par los mineros mantienen antiguos métodos para la obtención de  minerales; uno de esos métodos es el lavado de oro, en México llamado “Gambusinaje” o también conocida como minería artesanal, es una actividad dentro del sector minero que durante el siglo XVIII fue de gran ayuda para hallazgos de áreas mineralizadas en el país, actualmente esta actividad es el sustento económico de familias en algunas poblaciones del territorio mexicano.

La labor del gambusino consiste en el lavado de arenas de arroyo o río, en el cual en una canaleta se lava durante múltiples ocasiones la arena, posterior a esto se extrae un concentrado, a este se le agrega mercurio y después es lavado nuevamente, finalmente es secado por una tela gruesa en donde queda impregnado el oro. Uno de los antecedentes de este proceso es el conocido “método de patio” que fue una invención de Bartolomé de Medina en las minas de Pachuca durante mediados del siglo XVI, este representó un significativo avance para la época en la minería, este procedimiento se distinguía por obtener un metal más puro mediante la utilización del mercurio o azogue.

El Mineral de Natividad

Natividad es una comunidad ubicada en la Sierra Norte en Oaxaca, un pueblo con una tradición minera vigente y con una rica historia por explorar. La población ha ido construyendo con ideas, trabajos y acciones una identidad colectiva que perdura hasta el día de hoy. Una de las partes que contribuyó a la formación de esta comunidad es sin duda la minería, a pesar de las notorias diferencias de lo que fue la minera al día de hoy, aún se anhela volver a ver a Natividad progresar de manera conjunta, aquellas personas que vieron sus mejores años de la minera y el pueblo, fueron y son parte fundamental para la integración temporal de la comunidad.

Última generación de gambusinos

Don Jesús Leyva

Don Jesús Leyva Valseca nació en Natividad en 1945, a los 17 años ingresó a la Minera de Natividad en donde laboró durante 8 años para posteriormente dedicarse al gambusinaje. Gracias a su padre el señor Mauro Leyva Rodríguez que también fue minero en Natividad, aprendió a “picar” piedra en el río, él explica que este método era más largo y laborioso debido a que tardaban más tiempo en tener el metal más puro.  Don Jesús menciona que en 1980 llegó a la comunidad un minero de Jalisco, él les enseñó un nuevo método de lavado de oro, en el cual utilizan una canaleta donde es lavada la arena y en la cual disminuyen los tiempos del proceso, este procedimiento es utilizado hasta el día de hoy.

Don Julián González

Don Julián González González oriundo de San Luis Potosí, nace en 1937 en el municipio de Matehuala, a los 17 años inicia a trabajar en la mina de Santa María de la Paz conocida como “El Pilar”. A mediados de la década de 1970 por órdenes del Lic. José Cerrillo Chowell, quien estaba al mando en esa época de las minas de “El Pilar” y del “Mineral de Natividad”, Don Julián llega a trabajar a Natividad, en donde labora 21 años dentro de la mina, para posteriormente dedicarse al gambusinaje. El antes de llegar a Natividad no conocía la labor del gambusino, los conocimientos adquiridos dentro de la mina y su empatía por la minería le permitieron desempeñarse como gambusino en la comunidad.

Don Julián y Don Jesús forman parte de la última generación de gambusinos activos en la comunidad, ambos coinciden que no es una labor fácil, son días de búsqueda, en donde no tienen un horario fijo y en el cual trabajan los 7 días, sin embargo, es una labor que a su edad los mantiene activos y al mismo tiempo les permite convivir entre colegas. Don Julián a sus 83 años de edad, y estando inmerso durante 66 años en la minería menciona que nunca ha sufrido una enfermedad respiratoria y que el clima y el modo de trabajar en la comunidad han sido los factores principales para que a su edad siga dentro del mundo de la minería. La labor desempeñada por los gambusinos representa un rescate histórico de procedimientos antiguos de extracción de mineral, aparte del aporte económico que les genera actualmente, mantienen la tradición que se ha heredado de generación en generación y estas impactan en la identidad de la comunidad, en este caso en “El Mineral de Natividad”, ofreciéndoles un ingreso.

Actualmente, en México se trabaja por una minería moderna, responsable, receptiva, respetuosa con el medio ambiente y los derechos humano, el gambusino siempre será parte importante de la historia de nuestra minería.