Esperanza Silver continúa trabajando en los estudios de factibilidad para la apertura de la mina de Tetlama, con los que se tomarían las decisiones sobre la forma de explotación de mineral en la zona, expusieron los voceros del proyecto quienes reiteraron la intención de una industria sustentable, que conserve el medio ambiente y genere cientos de empleos directos e indirectos que resultan urgentes luego del impacto económico que la pandemia por Covid-19 ha tenido en Morelos.

Pese a que desde el 1 de junio las industrias mineras de todo el país pudieron iniciar actividades, al ser incluidas en las actividades prioritarias que no son suspendidas como parte de las estrategias contra la pandemia de Covid-19, explicaron, en el caso de la mina en Morelos tal no ha sido posible aún al no concluirse con los estudios previos a la explotación de los minerales que, una vez concluidos, culminarían en la toma de decisiones sobre la explotación de la veta en Tetlama.

Los estudios y trabajos realizados por la minera en este período han continuado de acuerdo con su nuevo modelo de minería social y ambientalmente responsable, en una región a la que le urgen empleos y desarollo: “el 50 por ciento de la población en esta región de Temixco se encuentra en pobreza, de este el 30 por ciento está en pobreza extrema, tienen carencias en educación, salud, servicios públicos y acceso a productos de la canasta básica”, aseguró en su momento Ricardo Sierra Oteiza, vocero del proyecto.

Durante la etapa de la pandemia, la empresa donó equipo de protección a los médicos morelenses, “hemos seguido trabajando en los estudios de factibilidad, pero también aportando al estado, en la medida de lo posible, la idea es generar prosperidad para todos”, explicaron los voceros del proyecto.

Fuente: El Sol de Cuautla