Guerrero tiene el potencial para tener una industria minera tan grande como la de Sonora, pero no se ha desarrollado, señala el líder del Clúster Minero de la entidad.

En los últimos 10 años, la minería en Guerrero ha crecido anualmente en promedio 14.3% y ha pasado del lugar 18 al 9 en la aportación del PIB del estado; estos números destacan, pues se considera una industria naciente.

Ante el potencial del estado, el Clúster Minero de Guerrero busca generar una industria más estructurada e integrada como lo es en Sonora, entidad líder en el país en proyectos mineros.

Enrique Margalef, presidente del Clúster Minero de Guerrero, apunta que alrededor de 70% del territorio del estado que no tiene cartografía geológica ni geofísica.

“Los estudios demuestran que Guerrero es parte de ese 60% del territorio mexicano susceptible a mineralización, el estado cae completito en ese potencial geológico”, señala en entrevista con Forbes México.

Con base en análisis, también se sabe que en el llamado cinturón de oro de Guerrero faltan 10 millones de onzas de oro de potencial para descubrir, pero falta mucha exploración por hacer y el mapeo de la entidad.

“Si enseñara el mapa de Sonora, está todo mapeado, tiene mapas geológicos, de geofísica, tiene geoquímica, está analizado totalmente el estado para saber dónde pueden haber yacimientos minerales”, indicó Margalef.

El Clúster Minero de Guerrero quiere impulsar a la industria, pero requiere de una colaboración desde varios frentes, generar confianza y cambiar la perspectiva de que la minería es mala.

“Son muchos años de trabajo, es una colaboración de varias partes, no es nada más el gobierno, nosotros buscamos siempre tener las mejores prácticas para demostrarle a la población y al gobierno que estamos preocupados por el beneficio y el bienestar social, económico y el crecimiento de todos”, asegura.

Margalef comenta que su objetivo es fortalecer al Clúster Minero de Guerrero, hacerlo más parecido al de Sonora o Zacatecas, donde hay hasta 50 empresas y decenas de proyectos, pero son lugares donde hay una unión de gobierno, proveedores, universidades, inversionistas y empresas.

“Aquí somos 6 empresas produciendo, 3 chiquitas y 3 grandes, entonces es totalmente otro ecosistema de la industria. Ahora todo lo que queremos hacer es lograr que Guerrero pueda ser como es allá, porque tiene el potencial geológico para hacerlo, pero no se ha desarrollado. No es que Guerrero no pueda lograr ser lo que es el tamaño de industria que es la minería en Sonora, en Zacatecas o en Chihuahua”, puntualiza.

Mragalef detalla que a la fecha, solo 11.9% del territorio en Guerrero está concesionado, pero este porcentaje fue mayor en año anteriores, en 2015 llegó a ser el 22%, pero muchos regresaron las concesiones porque hicieron estudios y y no encontraron minerales, porque especularon y se los comió el pago de impuestos o porque el gobierno no generó la confianza para invertir.

“La industria minera en Guerrero creció 14.3% anual en promedio, muchísimo, la de mayor crecimiento en los últimos 10 años, está pasando a ser un motor de desarrollo importantísimo y nada más con 6 minas en operación y hay 5 proyectos en exploración”, comentó el dirigente empresarial.

Fuente: forbes.com.mx