La industria minera está encontrando en las nuevas tecnologías una herramienta para hacer sus operaciones más eficientes y seguras, por lo que se espera que en los próximos años se desarrollen minas inteligentes.

El estudio Minería Conectada: Una guía para la transformación hacia la minería inteligente con tecnología celular privada, elaborado por Ericsson en colaboración con Arthur D. Little, Komatsu y Epiroc, encontró que la adopción tecnológica transformará las operaciones mineras y triplicaría el mercado para 2025.

"La industria minera tiene el reto de digitalizarse para ser más eficiente, segura para sus trabajadores y con un menor impacto ambiental, retos que con la tecnología y las redes privadas de Quinta Generación (5G) podrán superarse", confió el director del Centro de Excelencia para la Industria 4.0 en América Latina de Ericsson, Fernán Izquierdo.

Su visión concuerda con lo encontrado en el estudio, ya que se prevé que 25% de las minas habrán adoptado operaciones automatizadas para 2025, es decir, utilizarán información, máquinas autónomas y tecnología avanzada para aumentar la productividad, mejorar la seguridad y reducir los costos operativos.

Esto será posible gracias a la implementación de redes privadas de Quinta Generación 5G ya que éstas reducen hasta en 95% el tiempo que le lleva viajar a la información permiten transmitir imágenes en 8K y pueden conectar una gran cantidad de dispositivos en un mismo sitio Lo anterior se traducirá por ejemplo en el uso de vehículos autónomos para transportar los minerales desde el punto de extracción a los depósitos y a las áreas de procesamiento

USO DE LA TECNOLOGÍA EN MINAS

Vehículos autónomos.
Monitores en tiempo real.
Perforadoras controladas remotamente.
Inspección con drones no tripulados.
Control inteligente de vehículos.

Fuente: Excélsior