public

La visión de un pionero

Entrevista al Ing. Alberto López Santoyo Director General de Mundo Minero Mundo Minero es la revista más importante de la industria minera mexicana, posición que ha consolidado a lo largo

hace 8 meses

Última Publicación First Quantum Minerals y Jiangxi Copper firman acuerdo de 500 millones de dólares para estabilizar finanzas por Editorial public

Entrevista al Ing. Alberto López Santoyo Director General de Mundo Minero

Mundo Minero es la revista más importante de la industria minera mexicana, posición que ha consolidado a lo largo de 24 años de existencia, mediante su edición impresa, su creador y Director el Ing. Alberto López Santoyo, concedió a OutletMinero la oportunidad de poder entrevistarlo, y saber quién es el pionero de la comunicación minera en México.

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Hola! Es un gusto tener una plática contigo, Alberto. ¡Gracias por este espacio!

Ing. Alberto López Santoyo: Es todo un gusto.

Ing. Alejandro Mantecón: Como tú sabes, ser pionero es lo más difícil; abrir caminos siempre es lo más pesado porque vas remando contra corriente. ¿Estás de acuerdo en ello?

Ing. Alberto López Santoyo: Totalmente. En mi caso, no estoy totalmente seguro si soy un “pionero” pero creo si lo fui en innovar en el tema minero como una empresa particular, y sí en un principio, me preguntaban ¿Una revista de minería? ¿De qué se trata? También podríamos decir que la contra corriente como bien lo mencionas, se trata más bien: Contra la novedad. Hace 30 años, las mineras actuaban con muy bajo perfil, inclusive era imposible entrar a algunas unidades mineras. Realmente había poca apertura a opiniones, imágenes, artículos, de esta actividad. Sin embargo, también había casos de gran apertura, y precisamente gracias a estas pudimos desarrollarnos.

Ing. Alejandro Mantecón: En efecto, estoy de acuerdo contigo. Alberto cuéntanos un poco más de ti, ¿De dónde eres?

Ing. Alberto López Santoyo:¡Bien! Esta respuesta en cierta forma tiene relación con el origen de “Mundo Minero”. Soy originario de Poza Rica, Veracruz. Estudié Ingeniería Geofísica en la UNAM; era la carrera de moda en ese entonces. En una ciudad petrolera de donde soy originario, su cultura, las opiniones, los amigos, los “tíos” por decirles así a los papás de los amigos, hablaban del petróleo, y la Geofísica era de las nuevas carreras. (Estoy hablando allá por los 70’s). Sin embargo nunca trabajé en PEMEX. Mi primer trabajo fue en el Instituto Nacional de Energía Nuclear que tenía sus oficinas en la ciudad de México, cerca de mi departamento de estudiante, ahí solicité mi servicio social y ahí acabamos trabajando, un compañero Geofísico de Aguascalientes y yo.

Comenzamos justo un día después de mi cumpleaños, de 1976: el 8 de abril fue mi primer día de trabajo. De ahí cambió el mundo para un estudiante de provincia, que tenía grandes carencias, después el INEN se convirtió  en URAMEX, y muy joven a los 22 años me hicieron coordinador de exploración Aero-radiométrica, trabajo que se hacía en un helicóptero y donde se había montado un espectrómetro diferencial de rayos gama, que detectaba la radiación ambiental y cuando se presentaban lecturas anómalas, teníamos que bajar y ver qué estaba pasando; verificar en terreno ese alto radiométrico, bajábamos, se tomaban muestras, para esto siempre nos acompañaba un geólogo. Ese fue mi trabajo durante 5 años.

Y así, buscando Uranio en Sonora, me encontré a la mujer que hoy es mi mujer, y desde 1979 hasta la fecha vivo en Hermosillo. Ya casado me informan que me tengo que concentrar en México, pero yo ya tenía mi familia, entonces comienzo a buscar trabajo en Hermosillo como geofísico, y en muchos lugares la pregunta era la misma: “¿Geofísico? ¿De qué se trata?”, me costó mucho trabajo en verdad, hasta que un buen amigo el Dr. Guillermo Salas, que en paz descanse, me comenta que no había coordinador de la carrera de Geología en la UNISON y entré a coordinar durante 2 años la carrera de geología, no soy geólogo, aunque me encanta la geología. En estos años estudié la Maestría en Administración en la misma Universidad.

Tiempo después ya estaba trabajando en el Gobierno del Estado, no como geofísico obviamente, estuve en la secretaría de Planeación y Desarrollo donde aprendí a redactar ya que ahí hacíamos el informe de gobierno, después fui el Primer Coordinador de la Unidad Estatal de Protección Civil, donde apliqué algo de mi carrera ya que hicimos el Programa Estatal de Protección Civil que consideraba temas de Sismología, Geología, Geología Urbana e Hidrología.

Posteriormente se presenta lo que ha sido un parte aguas en mi vida, un paisano de San Rafael, Veracruz que está muy cerca de mi pueblo, lo nombran Director de TELEMAX, la televisora del Estado de Sonora y me lleva a trabajar con él y le digo: -”Oye, pero yo no soy comunicador, ni nada de eso.” pero, en  cierta forma creo que veía algo en mí de comunicador. Cabe aclarar que soy hijo de fotógrafo. En mi infancia estuve entre cámaras y negativos colgando en un tendedero y fotografías secándose por toda la casa, entonces el tema de la  fotografía siempre lo dominé y me gustó. Hasta la fecha, me encanta la fotografía.

Entonces, entro a TELEMAX y me colocó en la Gerencia de ventas, aunque no tenía experiencia, aprendí. Después fui Subdirector de la televisora, (y aquí viene la clave del asunto), en ese lapso como gerente de ventas diseñé un programa pensando en las ventas y que lo manejara otra persona. Le decía a mi paisano: -”Oye, hay que hacer un programa que apapache al cliente, al anunciante, al que compra publicidad para la televisora. Meterse a las entrañas de su empresa, ¿Qué hacen?, ¿Cómo lo hacen?, ¿Cómo son sus líneas productivas, sus recursos humanos?” etcetera, y para sorpresa mía, el mismo director de la televisora me dijo: ¡tú conducelo!,y así empecé conduciendo el programa SONORA EMPRESARIAL por 5 años. Entre los programas que hicimos estaban algunos de empresas mineras, de tal manera que en 1996 haciendo unas grabaciones en la mina “La Choya” al norte de Sonora, le comento al productor del programa: Yo tengo que regresar al medio minero, este es mi mundo, no sé que estoy haciendo en la tele..Días después nació la idea de hacer una revista de minería.

No sé si recuerdas que en el 92’ salió la nueva Ley de inversión extranjera y se abrió el tema de la minería a inversionistas extranjeros, porque quitaron el 49-51 y la nueva ley dictaba: “El 100% de las acciones de la empresa podrán ser de inversión extranjera, pero debe de operar por conducto de una empresa mexicana”, y eso catapultó la actividad minera sobre todo en el estado de Sonora. Este acontecimiento ayudó mucho a reforzar la idea y el nacimiento de Mundo Minero.

Si tú lo analizas, mi formación de cierta manera: “geológico-minera”, junto con los conocimientos que recién había adquirido de publicidad, producción de videos, conducción,  comercialización, lo que sabía de la televisión, resultó ser una favorable combinación y así empezamos con la revista. Primero como revista estatal en  blanco y negro, tuvimos muchísimas dificultades pero, después dimos el salto a color. Comenzamos a asistir a los eventos nacionales como, Zacatecas, Chihuahua, Durango, Sinaloa, o cualquier lugar donde se estuviera llevando a cabo un evento minero.

Uno de los desafíos de aquel entonces, era convencer a los lectores que nuestra revista era nacional, ya que la hacíamos en Sonora, recuerdo en dos tres ocasiones me recomendaron que me fuera a CDMX para que se considerara cono revista nacional, y mi respuesta era “vamos a demostrar que una revista puede ser nacional, haciéndose en Hermosillo” bueno, a la fecha muchos así le dicen: La revista de Sonora.

Ya más consolidada la revista Mundo Minero, dije: -”Tenemos que ofrecer más”, así que me traje a un camarógrafo-productor de TELEMAX: Sergio Moreno, y empezamos a producir videos, después con el internet surgieron los portales; abrimos uno. En fin, hasta hoy tenemos el portal, la revista escrita y virtual, las cápsulas mineras que son videos realizados por nosotros y cada semana subimos uno; que es todo un reto hacerlo por cierto.

Y después surge como complemento, para fortalecer aún más la labor informativa de Mundo Minero, el evento que realizamos cada año en Hermosillo: México Polimetálico. Así se fue armando conforme fue pasando el tiempo y teniendo la visión de ampliar todo esto, de brindar más servicios, hasta conformar una empresa. Por 15 años en la empresa fuimos 3 personas, y ahorita somos 8 personas que trabajamos en este negocio.

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Wow! ¡Qué impresionante!

Ing. Alberto López Santoyo: Y la verdad es que, ha existido de todo. Es toda una aventura y yo me divierto pero, también hay momentos de frustración cuando las cosas no salen como se tienen planeadas.

Ing. Alejandro Mantecón: Sí, claro. Siempre hay altas y no tan altas. Pasando a otra pregunta: ¿Cuántos miembros hay en tu familia?

Ing. Alberto López Santoyo: Sí, claro. Esto es algo bien importante. Por el lado de los Santoyo, vienen de Fresnillo, Zacatecas. Mi madre, nativa de Zacatecas y mi padre era de Aguascalientes, los dos ya fallecieron. Curiosamente mi padre fue a Fresnillo a tratar de conseguir trabajo en la mina pero, como era muy bohemio, muy empresario, de todo un poco, terminó haciendo una especie de nevería. La familia de mi mamá tenía un negocio en Fresnillo de esas tiendas grandes de nombre “La Nueva América”, donde te vendían desde un frijol hasta una silla de montar. Vivían justamente enfrente de la casa de Beto Díaz, no sé si lo ubiques.

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Claro! ¡El músico!

Ing. Alberto López Santoyo:Exacto, el músico. Entonces, yo estoy muy ligado a Zacatecas; a Fresnillo sobre todo. Ahí nacieron mis tres primeros hermanos, y mi padre buscando un mejor futuro, se fue a trabajar a Poza Rica, Veracruz, con el tema de la Industria Petrolera, que también estaba de moda y pagaban bien. Uno de sus hermanos se lo llevó. Y esa es mi familia, mis orígenes. Por un lado mi papá de Aguascalientes, que adoraba su tierra, siempre iba a la Feria de San Marcos, y por el lado de mi madre, de Fresnillo, Zacatecas.

Hay un dato histórico en la familia. Arturo Fernández, fue uno de los jefes de la Fresnillo Mining Company, era Director de Recursos Humanos y fue asesinado en su propia oficina por el líder sindical de aquella época. Arturo Fernández estaba casado con la tía Mercedes  hermana de mi mamá. Mis primos son Fernández Santoyo. Fue un caso muy sonado en los 50s del siglo pasado.

Regresando a lo mío, me casé con Olivia Andere Haddad, descendiente de sirios y libaneses, que también son de una cultura de mucho esfuerzo, muy interesante. Tengo dos hijos, cuatro nietos, que para mi son mi gran tesoro. En realidad soy más sonorense que veracruzano, o como les digo a mis amigos, soy sono-jarocho.

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Ja, ja, ja, ja! Te creo. Sobre todo porque Hermosillo, jala. ¿No?

Ing. Alberto López Santoyo: ¡Sí! Definitivamente es una ciudad muy bonita, con mujeres muy bonitas, muy directas, son muy abiertas. Lo que ellas te quieren decir, te lo dicen y si te cayó mal, pues “ni modo”. Y la verdad es que, es una ciudad donde se vive bien, el único problema es que nada más hay dos estaciones: la estación del tren y la estación de verano. El frío por acá, nada que ver, comparado con el clima de Zacatecas, el cual me encanta.

Te quiero platicar una anécdota. Hace muchos años fui junto con un amigo a recibir a un alto funcionario de gobierno, originario también de Veracruz. Vino la presentación, “Le presento aquí al Ing. Alberto López Santoyo, él es de Poza Rica, Veracruz”, y este político de mucho nivel, de mucha altura, me dice “Bueno, ¿Y qué anda haciendo un Veracruzano tan lejos de su tierra?”, lo agarré del brazo y le dije: -”Señor Secretario, yo estoy haciendo en Hermosillo lo que todo jarocho debe hacer en todo el mundo: MEJORAR LA RAZA”.

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja!

Ing. Alberto López Santoyo:Atacado de la risa. Dice mi amigo que desde ese momento me gané al viejazo. Que llegó a preguntarle después: “¡Oye! ¿Cómo anda el “pozarico” ese que mejora la raza?”

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja! ¡Qué padrísimas anécdotas! Entonces Alberto, el origen de Mundo Minero fue así, por iniciativa propia en desarrollar una revista, que aunque es de Sonora es de todo México, ¿no?

Ing. Alberto López Santoyo: Sí, de hecho, no tenía ni idea si se estaban haciendo revistas de minería, cuántas habían, si realmente era un buen nicho de oportunidad. Todo eso sin ningún estudio de mercado, ni nada. Yo solo dije: -”Es por aquí”.

En ese entonces, en las mineras no había oficinas de Relaciones Comunitarias, ni mucho menos de Comunicación Social, para nada. Había acciones de apoyo, por ejemplo que se repartían entre los niños, dulces, regalos, piñatas en las fiestas o en el día de las madres y las tradicionales fiestas del pueblo vecino. Oficina de cuidados  ambientales tampoco había. Todo esto te lo comento porque he sido testigo de una evolución tremenda, increíble. Hoy día entras a una empresa minera “mediana” y ya tienen personal para la realización de sus boletines, comunicados; gente que se relaciona con la comunidad, que está al pendiente de ellos y poder saber en qué pueden ayudar; desarrollan proyectos con ellos, fotógrafos, gente de medio ambiente, muy cuidadosos, haciendo participar a la gente en tareas ambientales. Es  algo totalmente diferente a como estaba cuando empecé y eso está muy relacionado con el tema de los retos a los cuales me enfrenté, pues de cierta forma, no había quien atendiera una revista. Los que me proporcionaban la información eran directamente los gerentes de las minas y ahora ya te mandan hasta mejores textos que uno, mejores fotografías. Cuentan con personal especializado en estos temas y eso facilita mucho.

Ing. Alejandro Mantecón: ¿Qué otros retos has enfrentado, Alberto?

Ing. Alberto López Santoyo: Yo creo que el reto más grande (y seguramente tú también lo tienes) es tratar de cambiar lo que percibe la gente sobre la actividad minera. Recientemente hice un video, no sé si ya lo viste, sobre los cierres de mina y atiendo cuatro casos exitosos de cierre de mina, que inclusive miembros del sector no tenían ni idea o lo escuchaban muy lejano, pero ya hay testimonios interesantes propios de México que se pueden divulgar y presumir, que nos pueden ayudar a cambiar la percepción.

El reto definitivamente es ese. A mí me ha tocado estar en Asambleas Informativas, donde consultan a la población sobre las manifestaciones del impacto ambiental, donde te atacan de una manera muy agresiva, y te quedas pensando: -”Pues si no somos el diablo, ¿Qué está pasando aquí? totalmente satanizado el tema de la minería.

Recuerdo haber estado en Veracruz, en aquel proyecto “Caballo Blanco” donde casi me golpean y te queda más claro ese desafío. Tenemos que demostrarle a la gente que la minería no es como ellos piensan. Que hay muchas acciones de tipo ambiental, de seguridad, de trabajo con la comunidad, de mejoría para la comunidad, de asistencia médica, en fin… Todo lo que tú conoces. Y eso como dicen los políticos: “Nos ocupa y nos preocupa”, lo que perciben de la minería, la gente común y corriente; porque hablas de minería e inmediatamente: “No, los gringos se llevan el oro. No, los canadienses solo vienen a explotar los recursos. No, la Minería es altamente contaminante.” No hay una referencia que se acerque (por lo menos) un poco a la realidad; que no esté polarizada ni inclinada hacia una negatividad del 100%.

Eso es lo que me motiva a seguir aquí, porque independientemente que es una empresa y que gracias a Dios me ha dado para mantenerme los últimos 27 años, le tomas cariño y pasión a esto. En mi caso soy muy apasionado en este ámbito y tienes que sacar la casta, decirles: “Estás mal en esto” y dar argumentos. Quizá tendría que ser con mayor suavidad, mayor técnica, no sé, no soy un comunicólogo de profesión pero, no hay más que decir la verdad. Finalmente es ese hecho, dar la verdad técnica, que desafortunadamente, lo vuelvo a decir públicamente: La verdad técnica ante lo que supuestamente es la verdad política. O sea, una instrucción política que esté por encima de una verdad técnica, está mal. Estamos perdidos. Y eso es lo que ha estado sucediendo últimamente.

Es donde tenemos que reaccionar y se ha reaccionado. Yo creo que al sector minero, posiblemente le hace falta más firmeza, pero no es tan fácil. ¿De dónde te agarras como minero para convencer a la gente, si no es un producto, bueno o malo, caro-barato que ellos estén consumiendo con normalidad?, ¿Me explico? O sea, la gente común y corriente ve la actividad minera como algo que no convive cotidianamente, que no lo palpa más que con los productos derivados y toda la cadena de valor pero, no relacionan a la minería con eso; lo relacionan con la tecnología u otros medios. Ese tema hace que se desligue mucho de su visión sobre lo que está pasando en la extracción, en el proceso, en la obtención de los minerales. No es lo mismo, por ejemplo: “La naranja está muy cara” o “La naranja de aquí es muy buena”, de cierta forma algo que estés produciendo o consumiendo de manera natural y que inclusive te preocupe el precio; o un carro también, las marcas, la mercadotecnia, se relaciona con el uso de un automóvil. La minería es una actividad industrial muy separada de la vida normal, de cualquier otra actividad, y eso en lugar de ayudarnos, nos afecta. Nos separa de la plática y del consumo normal, de que se pueda manejar la información sobre la mesa, en la casa, restaurante y que puedas hablar día con día del tema.

Acá nos toman en cuenta de vez en cuando, por ejemplo en casos como: “Ay, esta mina ya está cerrando”, “El sindicato de la mina tal se puso en huelga…”  O sea, en situaciones muy exteriores. Y como siempre, lo que vende es la nota amarilla.

Ing. Alejandro Mantecón: Desde luego…

Ing. Alberto López Santoyo: Acá en Sonora nos ha pesado muchísimo el derrame de Grupo México y se sigue hablando de miles y miles de afectados cuando la realidad es otra. Aquí en la región del Rio Sonora se vive solo con el recuerdo, la región prospera y es de las partes más visitadas por su belleza natural. Un experto en dicho tema expuso que el derrame había sido como una cucharada de azúcar que se diluyó en 10 Lts de agua, y con la otra ventaja de que al ser metales pesados, se precipitaron. Entonces realmente se afectaron solo 50 km cercanos al derrame, y que fue lo que levantó Grupo México y lo reincorporo a la operación.

Entonces todas esas cosas técnicas, la gente no las va a entender y todo lo que se presentó alrededor de este evento, 3000 millones de pesos que se repartieron y que fue un caos entre autoridades y organizaciones; hay tantas anécdotas reales que te dejan pensando en ¿Por qué la gente piensa que el Río Sonora está contaminado, y está en crisis la región, que hay miles de afectados? No hubo un solo enfermo, es más ni un animal muerto, ni siquiera un pájaro encontraron muerto.

Es un gran tema, en efecto si fue un acto de contaminación muy grande del cual  se hizo un gran escándalo. Pero mucho tuvo que ver como magnificaron el impacto, intereses políticos y de ONGS para afectar al Grupo México y a la minería en general.  La imagen de la minería cayó por los suelos por una situación de esas pero, no se manejó lo que en realidad estaba sucediendo. No se manejó la verdad técnica y empezaron a surgir miles y miles de versiones para sacarle al máximo a una empresa minera.

El caso del río Sonora es muy ilustrativo de la percepción que tienen de la minería, el cómo tergiversan una información y los intereses empiezan a golpear a tal grado de que hasta hoy día, muchos piensan que el Río Sonora está contaminado por la minería.

Por eso, en mi opinión siempre hay que decir todo con la verdad, así de fácil y sencillo.

Ing. Alejandro Mantecón: ¿Hacia dónde ves que se encamina la minería en México y el mundo?

Ing. Alberto López Santoyo: Creo que, de cierta forma ya estamos iniciando la transformación, creo que el tema de la inteligencia artificial ya la estamos viviendo desde hace tiempo, sobre todo en Zacatecas, Sonora, Durango y en Chihuahua donde hay mineras con mucha modernidad, con mucha tecnología. Yo pienso y lo he estado analizando, que el tema que sigue (y no solamente en la minería) y muy fuerte es el uso del agua.

Ahí tienen que enfocarse mucho. Por ejemplo, en el caso de Tesla decían: -”Si no hay agua en Monterrey no habrá planta de Tesla” y la respuesta pretenciosamente, lo dije varias veces es que, -”Tesla va a llegar a solucionar el problema”. Y en efecto, si algo le preocupó a Tesla, no fue el agua, ¿Por qué? Porque saben que lo van a resolver, que buscarán un lugar y van a estar consumiendo lo menos que puedan. Van a aplicar tecnología y recursos. En la actividad minera, ya es un punto grave, un punto difícil. El tema ambiental y de comunidades, ya está superado realmente. El que tengamos ruido por un tema de comunidad, o ambiental en alguna región de México es un interés local ya sea político o  económico, inclusive de algún líder con intenciones de sacar algún provecho. Creo que el problema que viene con fuerza es el recurso agua, el uso del agua en la minería, pese a que somos la actividad económica que consume menor cantidad de agua en sus procesos en México.

El uso del agua para mi será esencial y se van a tener que avocar, así como han estado descubriendo muchas cosas con el 4.0 de innovación tecnológica, así tendrá que ser en el tema del uso del agua.

Ing. Alejandro Mantecón: Sí, por supuesto.

Ing. Alberto López Santoyo.

Justamente en Zacatecas pusieron el ejemplo, en la planta Francisco I. Madero. Compraron el agua residual de Zacatecas para limpiarla y reciclarla y se canjeaba por el uso del recurso en la mina, y de esto hace 20 años sino me equivoco.

Creo que el futuro, ya lo estamos viviendo, estoy viendo ya los primeros pasos de una minería inteligente y espero que con la ayuda de nuevas tecnologías sobre todo en el uso de reactivos, podamos quitar esa terrible imagen que se tiene de la actividad minera. Por otro lado hoy vemos que los elementos como el cobre, grafito, acero, etc. Son esenciales para las nuevas tecnologías sustentables en la obtención de energía y en la electro movilidad, bien dicen por ahí que todo inicia con la minería, yo le agregaría que a mayor modernidad, mayor minería. Todos los productos, equipos, aparatos de uso cotidiano  en la vida moderna, requieren de más minerales, se necesita más minería, en su proveeduría.

Creo hemos avanzado en desatanizar, creo que el esfuerzo que estamos haciendo varios medios especializados en el tema minero está rindiendo frutos. Siento que entre más frentes tengamos para mostrar las bondades de la minería esto tiene que ir cambiando poco a poco. Y sobre todo, ojo, esto es muy importante: Conversar con algunos mineros, ya que existen algunos que dicen: “Es que esto está contaminando, Es que la minera vecina no está haciendo los trámites adecuados”, etc…etc… Hay que ayudarnos entre nosotros mismos y madurar el tema de  que tenemos que ser parte de una estrategia nacional y si quieres hasta de orden mundial, de un movimiento encaminado a cambiar esta imagen que se tiene de la minería.

CAMIMEX está por delante muy fuerte, al igual que distintas Asociaciones de Mineros en los estados y la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, en sus diferentes Distritos, están trabajando muy bien. Obvio somos los más interesados, la gran mayoría dependemos de la actividad minera y estamos haciendo que la actividad minera perdure.

Recuerdo en una ocasión, me cuestionaban en San Luis Potosí sobre la mina de Cerro de San Pedro: “Es que ahí utilizan cianuro, y la gente se va a morir, se va a contaminar el manto acuífero, vamos a tener lluvia ácida que va a llegar a la ciudad, etc…etc” eso me lo decía una chica conductora de un programa de televisión, que estudiaba Ingeniería  Química,a lo que le pregunté -”¿En tu carrera te dicen, vas a usar estos elementos, esta combinación, este proceso, mata gente, pájaros y contamina al medio ambiente, etc…etc?… ¿Te han dicho todo eso? a lo que respondió: -”No”. -¡Es lo mismo! respondí. -”Al geólogo, al minero, al metalurgista, a todos ellos, no les están enseñando a matar gente. Les están enseñando a extraer y procesar minerales cuidando el medio ambiente y a las personas. Imagínate que alguien diga que estás matando gente, que estás contaminando al medio ambiente, ¿Tú crees que el Ingeniero o minero va a estar soportando todo el tiempo eso? En realidad hay cosas que no son honestas.

Después de más de 10 años de operación Cerro de San Pedro ya hizo su Cierre de Mina y jamás se les presentó un accidente o evento catastrófico que pronosticaban las ONGS

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Claro! Pues me doy cuenta que eres una persona muy franca; muy claro sobre las cosas realmente importantes y eso es algo que se aprecia.

Una última pregunta, Alberto: ¿Qué mensaje le mandarías a los chicos?

Ing. Alberto López Santoyo:¿Sabes? Creo que sería al revés. ¿Qué mensaje me darían ellos a mí? Pues ellos ya lo tienen todo. Antes teníamos que buscar físicamente, presencialmente las notas o elaborar el artículo. Por ejemplo, mi hijo vive aquí en Hermosillo, y es un chico exitoso, no es porque sea mi hijo. Su empresa aquí está, en su casa tiene su oficina. Sus clientes en un 90% están en Monterrey y eso solo se puede hacer dominando la tecnología, como la dominan todos, los chicos que tienes en tu empresa, dominan al 100% esa tecnología. Están innovando, presentando muchas cosas que antes no se veían.

Pero enfocándome en una respuesta a la pregunta, yo siempre he manejado en el caso de las pláticas que doy a jóvenes estudiantes, dos palabras que han sido el pilar de mi vida: Perseverancia y Congruencia. Sabemos que si no estás trabajando, tocando a las puertas día con día, no vas a lograr tu objetivo. Hay que ser perseverante en esta vida, debes de ser constante, constante.

La palabra que me gusta mucho es: CONGRUENCIA. Siempre congruencia con la responsabilidad, con tu profesión, con tus valores, tus ideales, inclusive en el caso de la minería, pues congruencia con el medio ambiente y con la comunidad que tienes. El ejemplo es muy típico: el político dice una o varias cosas y actúa diferente, en pocas palabras no es congruente, En esta vida hay que ser congruentes y siempre vamos a tener éxito, por lo menos vas a estar muy bien contigo mismo, si estás haciendo las cosas que crees, eres fiel a ellas y actúas conforme a lo que piensas.

Eso sería para mí, el mejor mensaje que alguien cercano a los 70 años, le puede dar a un joven, porque ahorita es una de las cosas en las que nos debemos de preocupar como padres y  abuelos, que los jóvenes no se pierdan en temas que no estén relacionados con la verdad; y el ser congruente es ser alguien verdadero, de acuerdo a lo que eres.

Lo más preocupante sigue siendo, cuando no se tienen valores… ¡Es de preocuparse realmente!

El mensaje también es: La preocupación que debemos tener todos los adultos y es sumamente importante; recuerdo haber escuchado en varias ocasiones a gente joven decir: “El que no tranza, no avanza”, y me preocupa que nuevas generaciones sigan pensando de esa manera. Y vuelvo a repetirlo: mi palabra clave es: CONGRUENCIA, con la vida, con tus ideales, con tus valores.

Ing. Alejandro Mantecón: ¡Súper bien, Alberto! Ha sido un verdadero gusto platicar contigo, conocer tu opinión. Eres un personaje a nivel nacional, no solamente por tu revista, por tu empresa, por tu trayectoria, sino por tu verticalidad, por tu prestigio y la huella que has dejado. Para mí es un honor poder platicar contigo de esta manera tan abierta y transparente en que lo has hecho.

Ing. Alberto López Santoyo: Te agradezco mucho, Alejandro y reconozco la labor que ustedes también hacen. Estamos en el mismo barco y creo que debemos echarle “más gasolina al motor”,  tratar de que corra más rápido, más seguro, y la verdad el gesto que tú estás haciendo conmigo, lo reconozco y no me queda más que decirte: ¡Muchas gracias!

Ing. Alejandro Mantecón: Espera, el que te agradece soy yo. Tú eres el maestro y lo digo por toda tu trayectoria, has sido académico, geólogo, empresario, padre, abuelo, un impulsor, vas y platicas con los jóvenes, les das tu punto de vista muy a favor de ellos, no tuyo, no estás buscando algún interés.

Fíjate que he estado con muchos mineros, porque desde pequeño he estado en este ámbito y los mineros, normalmente se quejan de “los de afuera”; la comunidad, el gobierno, pero muy difícilmente alguien dice: “Nosotros también tenemos que disciplinarnos”, “¡NOSOTROS!”. Y lo dijiste de una manera espectacular que me dejaste atónito porque nadie se había atrevido a decirlo así. ¡Qué padrísimo, Alberto!

Qué bueno que existan más voces a favor de la minería Cada mina tiene su área de comunicación y eso yo lo aplaudo. Pero tú llevas 27 años en este camino donde nosotros apenas vamos. Entonces la experiencia que tú tienes te ha costado muchos años y es muy importante escucharte, porque vale la pena que tus ideas sean reconocidas. Si con una sola persona que logres transformar, ya lo logramos.

De nuevo te agradezco mucho tu compartimiento sobre tu familia, de tus orígenes, trayectoria, agradezco tu opinión e ideas y que me hayas dado la oportunidad de saludarte, y tu tiempo para esta entrevista. ¡No te imaginas qué contento me quedo de escucharte! y de constatar el gran hombre que eres.

Ing. Alberto López Santoyo:Alejandro, ¡Muchas gracias!

Ing. Alejandro Mantecón:¡Gracias a ti, te envío un abrazo muy grande y quedo a tus órdenes!

Editorial

Publicado hace 8 meses

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.