El embajador de Canadá en México, Graeme C. Clark, aseguró en el Senado que México sigue siendo un lugar atractivo para las empresas de su país y en este periodo de tanta incertidumbre, esas compañías tienen la obligación de proteger a sus propios trabajadores y accionistas. Deben buscar los más altos niveles de protección a la inversión, priorizar jurisdicciones que garanticen el otorgamiento de permisos dentro del tiempo razonable y que ofrezcan seguridad jurídica.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

En una reunión en la cámara Alta con la comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, el diplomático sostuvo que para salir de esta crisis nuestras economías tienen que crecer, y para hacerlo necesitan inversión, ya sea nacional o internacional, pues no hay otra salida sin crecimiento económico.

Como embajada y gobierno de Canadá, indicó ante los senadores, queremos mantener y fortalecer el diálogo con el gobierno mexicano, las autoridades estatales, las empresas y las comunidades para entender y compartir su visión para el desarrollo de sectores como transporte, minería, energía e infraestructura.

Agregó que se necesitan canales claros para resolver preocupaciones y evitar más disrupción a nuestros servicios esenciales y a las empresas que generan los ingresos estatales. Queremos lo mismo: comunidades que prosperen y estabilidad en los empleos, así como una relación que ofrezca más oportunidades a nuestros pueblos.

El embajador Clark refirió que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mencionó que las mineras canadienses deberían comportarse con la misma responsabilidad, compromiso y humanidad, como lo demuestran en Canadá.

Clark aseguró que comparte esa visión; no obstante, aseveró, las empresas canadienses ofrecen sueldos bastante altos en comparación con otros sectores y la tasa de accidentes se encuentra por debajo del promedio, cumplen con las leyes, incluido el pago de impuestos, pues, según nuestras investigaciones, sí lo hacen.

Fuente: La Jornada

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera