Ixtacamaxtitlán, Puebla, a 21 de diciembre de 2020 – Minera Gorrión, empresa subsidiaria de Almaden Minerals LTD responsable del desarrollo del proyecto de mina Ixtaca, reporta que el pasado 18 de diciembre la empresa fue informada de la decisión de SEMARNAT por la cual denegó autorizar la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) presentada por la empresa en febrero de 2019.

Cortesía Minera Gorrión

En términos generales, las razones expuestas por la SEMARNAT para fundamentar su decisión incluyen, desde su punto de vista, el haber provisto información insuficiente acerca de los impactos sobre el medio ambiente, y las áreas local y regional, de un proyecto de mina a cielo abierto. Al respecto, la SEMARNAT no habría tenido en cuenta las medidas de prevención, mitigación y compensación de la Compañía que la empresa presentó eran parte de la solicitud de MIA.

Minera Gorrión está valorando los siguientes pasos a dar, ya que, a la luz de las leyes y regulaciones ambientales en México, la empresa cuenta con alternativas desde el punto de vista legal respecto a esta decisión, o incluso con la opción de volver a presentar la MIA. En el eventual caso de que la compañía optara por volver a presentar una MIA sobre la planeación prevista para el proyecto Ixtaca, la información necesaria está disponible y Minera Gorrión tendría la capacidad para presentarla en un corto periodo de tiempo.

La empresa confía plenamente en la solidez técnica y ambiental del proyecto de mina Ixtaca, el cual busca ser punta de lanza de una visión minera responsable y comprometida con el bienestar social y de los entornos. En este sentido, Daniel Santamaría, Vicepresidente de Minera Gorrión y responsable del proyecto Ixtaca, refrendó su confianza en la ley e instituciones de México y que la empresa cuenta con las herramientas y argumentos necesarios para presentar a la autoridad y así ésta pueda comprobar la viabilidad de proyecto. “La decisión de la autoridad sobre la MIA brinda una valiosa retroalimentación para continuar reforzando un proyecto de vanguardia, alineado con los estándares de una visión minera moderna y comprometida como es la que promovemos desde Ixtaca y que ya se está desarrollando en México y en otras partes del mundo”.

“Reiteramos nuestra disposición a continuar trabajando con la autoridad ambiental para lograr este objetivo, siempre bajo el cumplimiento de las leyes y la promoción de la cohesión social y del cuidado del medioambiente”, agregó.

También, la empresa continuará su labor de comunicación y vinculación con las poblaciones próximas al proyecto. Al respecto, Minera Gorrión determinará el momento idóneo para reactivar las modalidades presenciales de esta labor en función de la evolución de la pandemia de COVID19 en el estado de Puebla y siempre en acatamiento de las medidas de prevención y seguridad instruidas por las autoridades de salud pública correspondientes. Mientras tanto, Minera Gorrión mantendrá los esfuerzos emprendidos en materia de comunicación y vinculación de manera remota, y estará renovando diversos de los canales que emplea para este propósito a inicios de 2021.

A punto de cumplir 20 años de trabajos en la región de Ixtacamaxtitlán, el proyecto de mina Ixtaca destinó 40 millones de dólares a realizar labores de exploración e investigación minera que derivaron en el descubrimiento del depósito mineral de Ixtaca. De acuerdo con el reporte de factibilidad, el proyecto prevé una inversión de más de 170 millones de dólares durante la etapa de construcción, y más de 1,200 millones de dólares para su operación. En cada una de estas etapas se crearán más de 600 y de 420 puestos de trabajo respectivamente, amén de una significativa derrama económica que contempla 5 empleos indirectos por cada uno directo que genere la empresa.

Asimismo, el proyecto Ixtaca promueve altos estándares de minería responsable y comprometida. Así, empleará un depósito de jales secos; no requerirá la perforación de pozos de agua subterráneos o el uso de pozos que emplean actualmente los habitantes de la zona, ya que utilizará para su operación agua de lluvia captada mediante un sistema de presas, mismo que permitirá destinar parte del recurso a las comunidades aledañas; tampoco generará drenajes ácidos, ya que la mayor parte de la naturaleza geológica del proyecto Ixtaca la conforman rocas calizas, con suficiente potencial para neutralizar cualquier potencial ácido que se genere.

Cabe señalar que para el diseño del proyecto, la empresa recibió la retroalimentación del proceso de consulta permanente que mantiene con las poblaciones locales, y que tiene como uno de sus principales hitos la realización de una Evaluación de Impacto Social (EVIS), aún cuando la legislación minera vigente no la considera como un requisito necesario.

Cortesía Minera Gorrión