Cada nuevo material ha revolucionado la economía del planeta, pues sus usos varían desde el arte hasta las nuevas tecnologías de la información. Existen catorce minerales fundamentales para el desarrollo de tecnología y todos ellos proceden de una mina. Se espera que la demanda de estos minerales se triplique para el 2030, por lo que, para evitar futuros problemas en la producción tecnológica, es necesario mejorar la eficiencia de la explotación minera en los países productores.

Una de las razones por las que la demanda de minerales va en aumento es debido al desarrollo de nuevas tecnologías, las cuales necesitan materias primas fundamentales. Se trata de dispositivos como los microcondensadores, teléfonos celulares, baterías, equipos de cómputo, el cable de fibra óptica, las pantallas y electrodomésticos.

El oro se ha convertido en los últimos años en un metal industrial cada vez más importante, debido a sus propiedades físicas, como su maleabilidad, capacidad conductiva y resistencia a la corrosión. Estas características lo hacen idóneo para la fabricación de revestimientos y cables. Su presencia es cada vez más importante en dispositivos móviles.

La plata, además de ser antibacteriana, es buena conductora de electricidad y calor, maleable, y tiene aleación con casi todos los metales. La plata es otros de los metales con infinidad de aplicaciones, pero dentro de la tecnología se utiliza principalmente para las pantallas táctiles, baterías textiles, radiografías y los lentes fotográficos.

Fuente: Cluster minero de Zacatecas