Seis empresas construirán un clúster minero, que requerirá una inversión de mil 200 millones de dólares según el Gobernador de la entidad, para reactivar la actividad en el sector, paralizada desde 2014 por la inseguridad.

A penas el pasado 23 de octubre se inauguró la segunda mina en el estado de Guerrero en lo que va de este año, después de que entre 2014 y 2015 se paralizó prácticamente toda actividad del sector ante el clima de inseguridad que incluyó el secuestro de personal y robo de material.

Héctor Astudillo, gobernado de la entidad, reveló que se formará un clúster minero con seis empresas donde resaltan firmas como Torex Gold, Nyrstar y Goldcorp, las cuales buscarán reactivar la actividad en el estado. El funcionario dijo que esto significará para los siguientes cuatro años una inversión de alrededor de mil 200 millones de dólares, monto que podría ser mayor.

“El gobernador Astudillo ha demostrado un fuerte compromiso en aprovechar el gran potencial geológico de Guerrero para el beneficio de la población. Para tener éxito hay que evitar los bloqueos que tanto daño han hecho al estado y cuidar la competitividad fiscal del país, que ha bajado en los últimos años. Temas donde nos ayudará el gobierno”, dijo a El Financiero, Michael Harvey, presidente del Comité de Inversión Minera de la Cámara de Comercio del Canadá en México (CanCham).

Guerrero fue considerado en 2015 como el cuarto estado más inseguro de México, según el Índice de Percepción sobre Seguridad Pública realizado por el INEGI. Incluso, fue un año donde se presentó la desaparición y homicidio de trabajadores de algunas minas.

Pero para 2016, el nivel de percepción mejoró 2.4 puntos porcentuales, por lo que ahora la entidad se ubica como la quinta más insegura en el país.

alt

Fuente: elfinanciero.com.mx/