Colaboración de Bryant Nikol Velasco P.

La minería ha sido trascendental por sus diferentes utilidades en las distintas áreas de la vida humana, el uso de esta actividad primaria en las antiguas civilizaciones hasta la actualidad ha implicado impacto en diferentes ámbitos, estos mayoritariamente benéficos para el desarrollo del humano. Con el paso de los años la minería al día de hoy tiene grandes cambios producidos por los avances tecnológicos, es preciso señalar que muchas poblaciones en el país se formaron por asentamientos humanos entorno a alguna zona minera o por la búsqueda de minerales en territorios inhóspitos de México.

Históricamente las exploraciones mineras han ocasionado una destacada fuente de socialización, así como la minería ha generado migraciones laborales, ha formado comunidades que difícilmente se hubieran conformado tomando en cuenta que la mayor parte de áreas mineras se encuentran en zonas montañosas. Durante el Porfiriato existieron múltiples proyectos que pretendían poblar la zona fronteriza con Estados Unidos, los proyectos territoriales y arquitectónicos que aun perduran en la región, se pudieron dar por los cimientos existentes de asentamientos mineros que existían a inicios del siglo XIX.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

Ejemplo de esto, se da en Cananea, Sonora donde actualmente se encuentra una de las minas de cobre más grande en el mundo; para 1900 Cananea era habitada por 900 personas y para el año 1906 tenía más de 22,000 habitantes, el impacto social generado por la minería se dio potencialmente en temas económicos,  así mismo en esta población se dio la histórica “Huelga de Cananea” que represento grandes avances de organización dentro de los mineros, y posteriormente estos elementos de organización fueron retomados por comunidades mineras para problemas venideros.

La predominancia de zonas mineras en el norte del país se produjo en gran medida por la industria minera, sin restar importancia a los proyectos del presidente Porfirio Díaz en el norte de México que buscaban defender la soberanía nacional en zonas fronterizas.  En otras comunidades mineras del país la formación social y territorial se dio alrededor de la minera en turno, la construcción de carreteras, escuelas, hospitales, entre otros servicios se encontraban cercanas a la mina y al mismo tiempo brindaban el fácil acceso para la transportación de los minerales.

Hoy por hoy existen diferentes comunidades mineras que se fueron formando por la demanda de mano de obra en la industria minera, a la par las mineras fueron creando infraestructura que permitiría a futuro la fundación de nuevas comunidades, estas comunidades mantienen una gran esencia minera por la memoria histórica que radica en estas. La corresponsabilidad que se dé entre las comunidades y la industria minera será fundamental para el funcionamiento optimo de estos. El dialogo y trabajo entre las comunidades y las mineras es primordial para lograr la conocida “licencia social”, es necesario concretar pactos entre las dos partes que permitan el desarrollo de estos, y así lograr objetivos que permitan una sostenibilidad económica, ambiental y social.

Fuente: OutletMinero

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera